Público
Público

Un Hitler en el móvil le cuesta la cárcel

Un alemán es acusado por usar un tono en su móvil con un discurso de Hitler sobre la exterminación de los judíos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un ciudadano alemán se enfrenta a hasta seis meses de cárcel por violar la Constitución, al utilizar un discurso de Adolf Hitler como tono de llamada de su teléfono móvil. En el país germano está prohibida la difusión pública de cualquier material relacionado con el partido nacionalsocialista.

El discurso en cuestión, pronunciado hace cincuenta y cuatro años, tenía como protagonista al dictador y en él defendía y prometía la destrucción de la población judía mundial si Alemania era 'arrastrada' a la guerra.

El tono de llamada se escuchó varias veces en el tren en el que viajaba el ofensor, destino Hamburgo. Los pasajeros avisaron a la policía, que lo detuvo al finalizar el trayecto.

Cuando fue detenido, la policía también encontró pegatinas con la esvástica y fotos de Hitler en el teléfono con las palabras 'el mayor comandante de todos los tiempos'.

El creciente uso del teléfono móvil como reproductor multimedia está permitiendo que los materiales con años de antigüedad vuelvan a estar disponibles para los más nostálgicos. De hecho, la relación entre dictadores europeos y los dispositivos móviles no es nueva.

El pasado enero, la segunda aplicación para iPhone más descargada en Italia eran los discursos de Mussolini, por delante, incluso, del videojuego de Avatar, de Gran Hermano o del visor de rayos x. El programa costaba 79 céntimos y permitía leer, ver y escuchar todos los discursos de Benito Mussolini.

La aplicación iMussolini fue retirada semanas después tras las quejas y denuncias que se han desatado en los últimos días, además del rechazo que generó entre la comunidad judía.

Tras el iMussolini, llegó a España otra propuesta dedicada a la figura del general Francisco Franco que recopila sus discursos, mensajes, vídeo y audios durante más de cuarenta años. La aplicación estaba disponible desde el pasado 14 de abril —fecha del aniversario de la proclamación de la II República— por 0,79 céntimos de euro; sin embargo, fue retirada apenas dos semanas después por su autor debido 'al profundo impacto' causado, según aseguró en Público.es.