Público
Público

El Hombre de Atapuerca llegó también a Granada

El yacimiento de Orce aporta 105 herramientas humanas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tras cinco años de abandono, el yacimiento de Orce (Granada) acaba de aportar nuevos fósiles que corroboran que los primeros humanos de España eran improvisadores y carroñeros.

En menos de un mes, los responsables de las excavaciones han encontrado un botín de 1.168 nuevos fósiles de hace1,3 millones de años que son el testimonio indirecto de aquellosseres. La mayoría son huesos de elefantes, hipopótamos, mamuts y otros grandes mamíferos. Junto a ellos se han hallado 105 herramientas de piedra con las que los humanos de Orce descuartizaron a aquellos animales muertos.

La excavaciónse ha retomado en 2010 tras cinco años de parón

Según los investigadores, eran piezas demasiado grandes para que los humanos las cazaran. Estos encontraban los cadáveres, iban a buscar piedras, 'organizaban cadenas de montaje' para afilarlas a golpes y se pegaban un festín de carroña. Más de un millónde años después, los huesos conservan incisiones que recuerdan aquella casquería. 'Era un proceso inmediato y sin movilidad, pues las herramientas no se transportaban a otros sitios', explica Robert Sala, profesor de la Universidad Rovira i Virgili (Tarragona) y director de la excavación.

Sala ha retomado este año un proyecto que ha estado parado cinco años debido al enfrentamiento entre la Junta de Andalucía, que financia las campañas, y Josep Gibert, que descubrió al Hombre de Orce en 1982. Se trataba de un fragmento de cráneo que puso patas arriba a la comunidad paleontológica y provocó enfrentamientos durante años hasta que la mayoría se convenció de que no se trataba de un hombre, sino de un caballo.

'El debate a nivel científico está zanjado', asegura Sala. En su opinión, el Hombre de Orce no es más que la misma especie de Atapuerca, el Homo antecessor. Los restos de ambas poblaciones son los más antiguos que se conservan de los primeros humanos que colonizaron Europa llegados de África a través de Oriente Medio y el Cáucaso, según Sala. 'Ambos restos son contemporáneos y seguramente se trate de la misma especie', coincide José María Bermúdez de Castro, codirector de Atapuerca.

La antigüedad de los restos iguala a Burgos, con 1,3 millones de años

Mientras que el yacimiento burgalés es el único que conserva restos humanos de antecessor, Orce gana por goleada en cuanto al número de herramientas de 1,3 millones de años, que con las halladas este año en los yacimientos de Fuente Nueva 3 y Barranco León superan las 2.000, según Sala.

'La zona era un lago salado de unos 40 kilómetros de largo', detalla. 'Los humanos vivían en las orillas, donde encontraban a los animales y los comían, a pesar de la competencia con hienas y otros depredadores'. Hallar los huesos de aquellos antecessor será complicado. 'No nos consta que hubiese enterra-mientos', recuerda Sala. 'La única manera sería dar por suerte con un humano devorado por un león o por otro humano, como sucedió en Atapuerca', concluye.