Público
Público

El hombre dio un salto técnico "revolucionario" hace 75.000 años

Una cueva de Suráfrica revela herramientas de piedra sorprendentemente modernas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Parece imposible desenterrar un reproductor de música iPod en una fosa de la Guerra Civil española, pero eso es, más o menos, lo que le ha ocurrido a un grupo de arqueólogos en Suráfrica. Los investigadores han hallado en la pequeña gruta de Blombos, en la que vivieron seres humanos hace unos 75.000 años, decenas de herramientas de piedra talladas con la misma técnica empleada por los habitantes de la cordillera Cantábrica hace 20.000 años.

La comunidad científica pensaba que los humanos modernos habían dejado de machacar una piedra contra otra para elaborar sus herramientas hace muy poco, apenas unos milenios antes de que surgieran las primeras ciudades en Mesopotamia, para adoptar la talla por presión, la más avanzada y compleja. Ahora, los investigadores, capitaneados por Christopher Henshilwood, han demostrado que los humanos de Blombos, anatómicamente iguales a nosotros, ya dominaban hace 75.000 años esta tecnología punta, consistente en presionar con un hueso de animal los bordes de una herramienta de piedra, previamente calentada, para hacerla más cortante o puntiaguda. Hoy parece obvio, pero para los cazadores del Paleolítico, acostumbrados a manejar cantos rodados tallados por percusión directa, fue un salto tecnológico brutal.

'La cueva de Blombos es una revolución', explica a Público Paola Villa, coautora del estudio de las herramientas que hoy se publica en la revista Science. 'Este hallazgo demuestra que los hombres de Blombos tenían un comportamiento muy moderno, que podían innovar, crear e inventar nuevas técnicas, que pensábamos exclusivas del Paleolítico superior, hace unos 20.000 años', afirma.

Los investigadores aseguran en su artículo que la innovación concedió una ventaja a los Homo sapiens que abandonaron África hace 60.000 años para conquistar el planeta. Sin embargo, la propia Villa, una prehistoriadora italiana en la Universidad de Colorado en Boulder (EEUU), es cautelosa. 'Los neandertales [la especie humana que se encontraron los humanos modernos al salir de África] también tenían lanzas con puntas de sílex. No sabemos si esta técnica era una ventaja. Ni siquiera sabemos si hubo conflictos entre neandertales y sapiens. No nos hemos encontrado a un neandertal con una lanza de sapiens clavada en el pecho', bromea Villa.

'Blombos está revolucionando las ideas que teníamos sobre la evolución cultural del ser humano', sostiene el catedrático de Prehistoria de la Universidad Autónoma de Madrid, Javier Baena, ajeno al estudio. En su opinión, el nuevo hallazgo 'no es del todo una sorpresa', porque en la cueva surafricana, de apenas 40 metros cuadrados, ya se habían encontrado collares y piezas de ocre con grabados geométricos de la misma época.

Los investigadores han comparado puntas de silcreta, una roca de sílice, descubiertas entre 1993 y 2010 en Blombos con herramientas fabricadas por ellos mismos con retoque por presión tras un proceso de calentamiento. Las similitudes halladas en el análisis microscópico de los artefactos sugieren que los habitantes de Blombos empleaban la talla por presión hace unos 75.000 años.