Público
Público

El 'Hubble' toma la primera foto de un exoplaneta

Los astrónomos recogen por primera vez , a través del telescopio espacial ‘Hubble’, imágenes directas de luz visible de un planeta fuera del sistema solar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A Paul Kalas le costó ocho años atrapar en una imagen a Fomalhaut b, un planeta situado a 25 años luz de la Tierra que se ha convertido, gracias al astrónomo de la Universidad de California en Berkeley y sus colaboradores, en el primero fotografiado fuera del sistema solar.

Aunque se conocen ya más de 300 planetas extrasolares, nunca antes había sido posible tomar una imagen directa de uno de ellos. La nueva técnica permitirá estudiar planetas que están muy lejos de sus estrellas (los métodos actuales sólo sirven para estudiar planetas relativamente cercanos a sus astros) y seguirlos de manera continuada, algo que no es posible ahora.

En un artículo que se publica hoy en Science, el investigador y su equipo explican cómo, gracias a las imágenes de la Cámara Avanzada para Búsquedas del Telescopio Espacial Hubble, han podido tomar la primera imagen de luz visible de un planeta fuera del Sistema Solar.

El nuevo planeta tiene, probablemente, una masa similar a la de Júpiter y eso marca ya una diferencia clara respecto a anteriores aspirantes a primer planeta fotografiado. Pioneros a medias hacia la gloria de Formahaut b fueron la enana marrón Gliese 229 B, y 2MASS 1207 B, un cuerpo que orbita en torno a una enana marrón. En ninguno de los casos los objetos fotografiados se ajustaban a la categoría de planeta. Gliese 299B tiene suficiente masa como para producir reacciones nucleares, y la estrella que orbita 2MASS 1207 B no alcanza la masa mínima para que en su interior se produzca la fusión de hidrógeno a helio que otorga la categoría estelar.

En un segundo artículo publicado hoy en Science, otro equipo de científicos, dirigido por Christian Marois del NRC Herzberg Institute of Astrophysics canadiense, anuncia la obtención de las primeras imágenes (en este caso de infrarrojos) directas de un sistema de tres planetas alrededor de una estrella normal (HR 8799). El mérito del equipo de Marois es aún mayor si se tiene en cuenta que las imágenes se lograron utilizando telescopios terrestres: Keck y Gemini North, en Hawaii. Los científicos tuvieron que emplear técnicas de procesamiento por ordenador para superar el emborronamiento de las imágenes del espacio que provoca la atmósfera. Así, pudieron aislar la radiación de los tres planetas oculta en principio por la brillante luz de su estrella.

Los dos nuevos hallazgos publicados en Science son dos hitos más en el boyante campo de los planetas extrasolares. Hace sólo trece años que se descubrió el primer planeta fuera del Sistema Solar y, desde entonces, su número y los métodos para encontrarlos no han parado de crecer.
En esta carrera, el premio gordo es encontrar un planeta parecido a la Tierra a una distancia de su estrella y con unas condiciones químicas apropiadas para la existencia de vida. Christian Marois afirma que para alcanzar este objetivo será necesario “un telescopio espacial especializado”, como sería el previsto Terrestial Planet Finder. “El brillo de los planetas rocosos como la Tierra puede ser 10.000 millones de veces menor que el de su estrella y, además, están muy cerca de ellas”, explica Marois. “La luz de estos planetas es órdenes de magnitud más tenue que la de los planetas que hemos encontrado alrededor de HR 8799; lograr observarlos es, sin lugar a dudas, uno de los mayores desafíos de la astronomía moderna”, concluye el astrónomo.

 
Planetas gigantes

El trío de planetas descubierto por el equipo de Christian Marois tiene entre siete y diez veces la masa de Júpiter, el mayor planeta del Sistema Solar.

Alejados de su estrella

Los tres nuevos planetas descubiertos por Marois están muy alejados de su estrella, HR 8799. Se encuentran a 25, 40 y 70 veces la distancia del Sol a la Tierra. Neptuno se encuentra a 30 veces esa distancia.

Astros más brillantes

Tanto HR 8799 como Fomalhaut, las dos estrellas que orbitan los nuevos planetas descubiertos, son más jóvenes, más brillantes y tienen mayor temperatura y masa que el Sol. Por este motivo, pese a que los tres planetas que orbitan HR 8799 están mucho más alejados de su astro que Júpiter, Saturno o Urano del Sol, la influencia de su estrella sobre ellos es similar a la de nuestro astro sobre los tres planetas gigantes.

Morirán jóvenes

Formalhaut tiene tan sólo 200 millones de años (el Sol ya ha cumplido 4.500 millones de años) y estará agotada en 1.000 millones de años más (al Sol aún le quedan 5.000 millones de años). Su escasa esperanza de vida es el resultado de ser 16 veces más brillante que el Sol.

Grandes telescopios

Los telescopios empleados para buscar el sistema de HR 8799 son los de los observatorios Gemini y Keck, en Hawaii. Con ocho y diez metros de diámetro respectivamente, sus telescopios se encuentran entre los mayores de la Tierra.

Ojos en el espacio

La mayor capacidad de observación que ofrece el Telescopio Espacial ‘Hubble’ al evitar la distorsión que produce la atmósfera ha sido esencial para poder observar por primera vez, de forma directa y en el espectro de la luz visible, un exoplaneta. El próximo lanzamiento del telescopio espacial ‘James Webb’ permitirá acercarse aún más a las regiones de los sistemas solares donde se pueden encontrar mundos con condiciones parecidas a las de la Tierra.