Público
Público

Los IgNobel, para los mocos de ballena y el sexo de murciélagos

Los nobel alternativos también premiaron a los que demostraron que maldecir te hace sentir mejor y los bancos de inversión por "crear y promover nuevas formas de invertir dinero"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un año más desde 1991, a principios de octubre, se entregan los Premios de IgNobel , una imitación humorística estadounidense de los Premios Nobel, que se entregarán la próxima semana. Uno de los organizadores es la revista de humor científico Annals of Improbable Research (AIR), que cuenta para la entrega en la Universidad de Harvard en Massachusetts con los auténticos ganadores de Premio Nobel. Con esta iniciativa se pretende incentivar la curiosidad por la ciencia, tecnología y la medicina.

Uno de los galardones ha sido entregado a un grupo de investigadores que usaron un helicóptero con control remoto para recoger mocos de ballena en el momento en el que subían a la superficie. Las personas dedicadas a tal hazaña han sido Karina Acevedo-Whitehouse y Agnes Rocha-Gosselin, de la Sociedad Británica de Zoología, y Diane Gendron, del Instituto Politécnico Nacional en México. Les ha sido otorgado el IgNobel de Ingeniería por una nueva fórmula para estudiar enfermedades respiratorias en ballenas.

'La técnica implica hacer volar un helicóptero con control remoto sobre una ballena cuando sale a la superficie y atrapan la mucosidad del mamífero en bandejas para recoger muestras situadas en la parte inferior del helicóptero', dijeron los expertos en un comunicado.

Otra investigación premiada ha sido la de los investigadores chinos liderados por Min Tan, del Instituto Entomológico de Guangdong, y que incluyó a Gareth Jones de la Universidad de Bristol, Reino Unido, ganó un IgNobel de Biología por documentar científicamente el sexo oral entre los murciélagos de la fruta. 'Nuestras observaciones son las primeras que demuestran la felación regular en animales adultos que no son humanos', escribieron en el estudio. 'La felación entre murciélagos de la fruta prolonga el tiempo de copulación' y que documenta las prácticas de sexo oral entre los únicos mamíferos voladores.

Otro Premio IgNobel de la Paz fue para Richard Stephens y sus colegas de la Universidad Keele, en Reino Unido, que demostraron que maldecir te hace sentir mejor cuando te haces daño en el pie estuvieron el jueves entre los ganadores de los premios IgNobel. Y continuando con el tema de los pies, también recayó el galardón de la Física en Lianne Parkin y sus colegas de la Universidad de Otago, Nueva Zelanda,  por demostrar que la gente se resbala y se cae menos en el hielo si usa calcetines sin zapatos. Y el de Medicina a los descubridores de que el asma se puede tratar con montañas rusas.

El resto de premiados han sido Alessandro Pluchino y sus colegas de la Universidad de Catania, Italia, por demostrar matemáticamente que las organizaciones serían más eficientes si ascendiesen a los empleados de manera aleatoria. El Premio de Economía fue concedido a los 'ejecutivos y directores de Goldman Sachs, AIG, Lehman Brothers, Bear Stearns, Merrill Lynch, y Magnetar por 'crear y promover nuevas formas para invertir dinero'. Y por último a los investigadores de derrames petroleros Eric Adams, del Instituto de Tecnología de Massachusetts, Scott Socolofsky de la Universidad A&M de Texas y Stephen Masutani, de la Universidad de Hawái, junto con BP 'por desacreditar la antigua creencia de que el petróleo y el agua no se mezclan'.