Público
Público

Las imágenes de la ciencia: ver para creer

La fundación Wellcome Trust premia a las mejores fotografías científicas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La complejidad de la ciencia hace que en muchos casos creer en ella sea más bien un acto de fe. Creer en algo que no podemos ver y, en ocasiones, ni entender. Pero la ciencia poco tiene que ver con una creencia religiosa; por ello, la fundación británica Wellcome Trust celebra la décima edición de sus Wellcome Images Awards en la que vuelve a mostrar al público algunas de las imágenes más sorprendentes del ámbito científico.

Wellcome Images Awards selecciona las fotografías más impactantes, informativas y técnicas del año que entran en el archivo de la fundación, Wellcome Images , una fuente de imágenes científicas, históricas y humanísticas de más de 180.000 registros.

«Queremos que la gente entienda lo que significa ser científico»

Entre las galardonadas este año puede observarse desde una célula del cáncer de pulmón hasta una evolución del desarrollo de la cabeza de un ratón. Aunque se ha prestado especial atención a la realidad que sólo puede observarse a través de un microscopio, también recoge retratos de personalidades de la ciencia.

'Queremos dar a la gente una visión de cómo se crearon las imágenes y con qué propósito', afirma la directora del Wellcome Images, Catherine Draycott. 'También intentamos enseñar lo que significa ser científico', añade. Según Draycott, 'este proyecto ayuda a mostrar la historia que hay más allá de la propia imagen y a enseñar el propósito científico que encierran'.

El archivo de la Wellcome Trust cuenta con más de 180.000 imágenes

Entre las seleccionadas de esta convocatoria, la directora del proyecto tiene una clara favorita: 'La que más me gusta es la que retrata una red de capilares sanguíneos' (en la imagen), confiesa. 'Se ha creado mediante la fusión de diferentes muestras de la misma imagen a distintas profundidades, lo que produce una sensación de tridimensionalidad', explica Draycott. 'Pero lo mejor es que la muestra original fue tomada hace unos 100 años', añade la directora.

Las imágenes, que pueden verse on-line o en la sede de la fundación en Londres, han sido compuestas tanto de forma analógica como digital. La galería de fotografías no sólo impacta, sino que también informa, sirviendo para acercar la ciencia a aquellos que, como Santo Tomás, si no lo ven, no lo creen.