Público
Público

Industria castigará el fraude en los huertos fotovoltaicos

El Ministerio elabora un decreto para que las plantas irregulares devuelvan las subvenciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio quiere actuar contra el supuesto fraude 'masivo' detectado en 2008 en el sector fotovoltaico. El departamento de Miguel Sebastián enviará en los próximos días al Consejo de Estado un borrador de real decreto para 'salvaguardar el sentido y finalidad de las ayudas' a esta tecnología, que recibe generosas subvenciones con cargo a la tarifa eléctrica (es decir, al bolsillo del consumidor) durante 25 años.

El borrador, que, como tal, está sujeto a cambios y al que ha tenido acceso Público, constata 'anomalías graves' en instalaciones que estaban dadas de alta antes del 30 de septiembre de 2008, cuando las primas a la fotovoltaica se redujeron un 30%. Esa bajada de las subvenciones propició una carrera desenfrenada de los promotores para inscribir sus huertos en el régimen más lucrativo. Tan desenfrenada, que muchos se olvidaron de colocar los paneles. El decreto es tajante: 'Las instalaciones que no disponen, en plazo, de los paneles [solares] comprometidos carecen (...) de aptitud para producir la energía comprometida por lo que no pueden disfrutar' de primas.

Los sospechosos tendrán 2 meses para demostrar su inocencia

Según el texto, la Comisión Nacional de la Energía (CNE) podrá pedir a los huertos que decidan ese organismo o la Dirección General de Política Energética y Minas (dependiente de Industria) diversa documentación, como facturas de compra y albaranes de los equipos, con 'la fecha de entrega de los mismos y el lugar'; certificado de aduanas, si son componentes importados; certificados de instalación y de fin de obra, y referencia catastral de la parcela donde se ubique la instalación.

El plazo para presentar los papeles será de dos meses. A los promotores que no lo hagan, se les quitará el derecho a cobrar prima y se les obligará 'al reintegro' de las subvenciones percibidas, 'junto con los intereses de demora'. A ello se sumará 'la aplicación del régimen punitivo, administrativo o penal, que corresponda'.Las plantas fraudulentas pasarán a la cola del registro de instalaciones renovables, creado tras la burbuja especulativa de 2008 y que equivale a una lista de espera para garantizar la entrada ordenada (por cupos trimestrales) de las instalaciones.

La dimensión del fraude está por determinar. Industria justifica la tardanza en actuar en que, hasta ahora, no había datos fehacientes sobre los megavatios (MW) irregulares. El nuevo borrador se parece mucho a otro de enero de 2009 que acabó en un cajón del Ministerio.

El 80% de los huertos investigados por la CNE tiene irregularidades

Ese año, Industria encargó a la CNE que investigase, caso por caso, las instalaciones sospechosas. El pasado miércoles, la presidenta del regulador, María Teresa Costa, rehusó aclarar a Público de cuántos MW se trata porque la investigación 'no ha terminado'.

Al parecer, esas pesquisas están a punto de acabar y el organismo ya ha filtrado algunos resultados. Según el diario Cinco Días, de cerca de 4.000 huertos inspeccionados, el 80% presenta irregularidades, aunque de distinto grado (no todos tendrían que devolver las primas). En España hay 51.207 huertos solares. Este supuesto fraude no tiene relación con las sospechas de producción nocturna de algunos huertos que salieron a la luz el pasado abril y que, según la CNE, se debieron a errores de medición en el 99% de los casos.