Público
Público

Los internautas ridiculizan la campaña de Cultura contra el P2P

El ganador del concurso de testimonios contra la piratería es un mensaje que pretendía reventar la iniciativa del Ministerio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'El daño que hace la piratería va mucho más lejos de lo que tú te habías imaginado', dice, en su bienvenida, la página web de la campaña Si eres legal eres legal, que el Ministerio de Cultura puso en marcha el pasado noviembre para concienciar al ciudadano sobre el respeto a los derechos de autor. Pero la imaginación siempre puede ir mucho más lejos, sobre todo cuando tiene detrás a miles de internautas indignados con la iniciativa.

El Ministerio incluye en la web un apartado llamado Testimoniales en el que los usuarios pueden expresar cómo 'les daña la piratería'. Desde el inicio de la iniciativa, cientos de internautas han intentado, algunos de ellos con éxito, que sus comentarios, cercanos a la mofa, lograran pasar el filtro de moderación establecido. La última entrega de esta contracampaña se gestó en los foros del portal Forocoches, donde un usuario anunciaba que intentaría publicar un comentario 'de cachondeo' en esos testimoniales, algo que consiguió.

La sorpresa tuvo lugar cuando al hacerse pública la votación del jurado compuesto por varios miembros de la Subdirección General de Propiedad Intelectual, dependiente del Ministerio de Cultura. El mensaje elegido ganador entre los diez más votados por los internautas se trataba del comentario del usuario de Forocoches.

'Lo único que demuestra que este mensaje haya ganado es que el sistema es transparente, que no hay censura y que no nos dedicamos a controlar páginas web', explica el director general de Política e Industrias Culturales, Guillermo Corral. Preguntado sobre si van a cambiar las normas en la publicación de comentarios en la web, Corral insiste en que se ha hecho un sistema lo más limpio posible, aunque es consciente de que, al dar el voto a los internautas para elegir a los finalistas, se corren este tipo de riesgos. 'Instamos al ganador a que venga a recoger el premio ya que, si la gente reflexiona sobre lo que decimos en nuestra web aunque sea para criticarla, lo habremos hecho bien', añade.

La postura más crítica contra el Ministerio es la de David Bravo, abogado especializado en nuevas tecnologías que dio a conocer la historia del ganador en su blog. Bravo descubrió que el comentario era una invención que pretendía reventar la campaña buscando en Google. 'El hecho de que las personas encargadas de elegir al ganador no hayan seguido mi procedimiento quiere decir que ese comentario, aunque era ciertamente disparatado, les pareció del todo punto coherente e incluso digno de premio'. Bravo, aunque es consciente de que esta historia puede ser calificada de anecdótica, también alerta sobre el futuro de los contenidos en la Red: 'Los ciudadanos han de estar especialmente alertas de lo que tengan pensado para regular Internet unas personas con este nivel de formación'.

En paralelo al desarrollo de la campaña Si eres legal..., el ministro de Cultura, César Antonio Molina, también se ha convertido en blanco de iras tras anunciar una normativa 'antipopular' para regular 'la piratería en Internet'. La Asociación EXGAE ha lanzado en la Red la campaña Molina Pírate en la que se buscan eslóganes vía Twitter (de un máximo de 140 caracteres) para pedir la dimisión del ministro.

Testimonio ganador del mes de diciembre:
«Me bajé películas y tuve que cambiar el CPU porque los virus se metieron en el procesador, son gente que pone cosas malas dentro de los archivos y te roban tus datos, tus fotos y todo!!!!»

Otros testimonios:
«Hace un tiempo me bajé una película. A los 5 minutos empezó a salir contenido sexual de una anciana desnuda e imágenes epilépticas con una cara verde. A mi pobre madre le dio una crisis de ansiedad y tuvimos que ir a urgencias»

«Soy actor porno y la piratería me afecta porque todo el mundo graba mis pelis en CDs, DVDs o ‘pendrives’ a los cuales cobran un canon y yo no veo ni un céntimo por mis derechos de autor»

«Me descargué una película que supuestamente era pornográfica. Con toda ilusión, fui a verla con mis amigos y, al ponerla en el DVD, cuál no fue mi sorpresa cuando apareció en su lugar una película de dibujos animados»