Público
Público

Cómo usar Internet para hablar gratis por el teléfono móvil

La combinación entre la conexión WiFi y la tecnología de voz sobre IP permite usar la Red y huir de las operadoras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hablar por el móvil es caro, a pesar de que desde diferentes Administraciones se trate de bajar los precios. Ni la ley antiredondeo de las tarifas de los móviles de marzo de 2007, ni la decisión de Unión Europea de abaratar por ley las llamadas en roaming del año pasado han conseguido su objetivos. Ante esto, asoma una solución alternativa para ahorrar dinero en la factura del teléfono: usar terminales equipados con WiFi junto con la tecnología de voz sobre IP (protocolo de Internet).

Algunos de los Nokia de las series N o E, el iPhone de Apple o modelos de Sony Ericsson, entre otros, poseen conexión inalámbrica WiFi. Esta característica permite a sus dueños engancharse a los servicios de voz sobre IP (que convierte la conversación en paquetes de datos). 'Si esta tecnología se usa en casa, en la oficina o en viajes, está fenomenal porque se realizan llamadas a un coste menor', destaca el editor del blog VoIP para novatos , Alberto Sagredo. Además, si la comunicación se realiza entre los usuarios de un mismo proveedor de voz sobre IP, la conversación es completamente gratis para los usuarios.

¿Cómo llamar por VoIP?

La calidad de las llamadas cursadas a través del WiFi es similar a las convencionales, siempre que se tenga una conexión con poco retardo, afirma este especialista. Según Sagredo, cuando en la llamada se conecta con servidores situados en España no se aprecian retrasos en la comunicación, pero sí se pueden percibir en conexión con equipos extranjeros, por el aumento de latencia, de hasta 300
milisegundos.

Algunos terminales móviles incorporan un programa o cliente SIP (el estándar de facto para la voz sobre IP). De esta manera, el usuario sólo se debe dar de alta en un proveedor de SIP (hay decenas de ellos en Internet, por ejemplo Gizmo5) e introducir los datos de configuración. Incluso existen teléfonos que contienen programas que redirigen automáticamente las llamadas por la red GSM si no encuentran cobertura WiFi, sin que el usuario tenga que hacer nada.

Sin embargo, para los demás teléfonos se debe recurrir a programas externos que conectan con proveedores de voz sobre IP y dotan a los móviles de lo que se conoce como presencia, una característica por la que todavía no han apostado las operadoras españolas. Con ella, se puede comprobar de un vistazo quiénes son las personas disponibles para hablar. Además, si se adquiere un número telefónico asociado en el proveedor de voz sobre IP, este servirá en cualquier parte del mundo.

Fring es el software más popular de este tipo. Este programa permite el funcionamiento simultáneo de varias redes de mensajería instantánea, como Skype, Windows Live Messenger, Yahoo o Google Talk, en casi cualquiera de los sistemas operativos para móviles. Un inconveniente de Fring respecto a la conexión directa con un servidor SIP se encuentra en la mayor latencia, porque se suma el retardo que existe desde el ordenador hasta los servidores de esta empresa y posteriormente la que conduce hasta el proveedor de VoIP.'Esto puede provocar latencias de hasta 300-400 milisegundos, que son inaceptables', revela Sagredo.

Otra de las alternativas para dotar a los móviles WiFi de la tecnología de voz sobre IP es Truphone , un programa que instala SIP en el terminal y permite conectar con números convencionales a precios mucho más bajos que los que cobran las operadoras.

Paquetes frente a circuitos
La voz sobre IP es una tecnología que permite que la señal de voz viaje por Internet en forma digital convertida en paquetes, frente al sistema de circuitos usado en las redes de telefonía.

Wifi para evitar pagar
La conexión inalámbrica que llevan buena parte de los modernos móviles permite conectarse en zonas de cobertura (cibercafés, red del hogar o redes gratuitas) para realizar las llamadas sin coste. Los planes de tráfico de datos de las operadoras españolas, que usan tecnología HSPA o UMTS sobre sus redes móviles, tiene un alto coste.

Escasa cobertura
Una de las restricciones principales de la conjunción de teléfonos móviles, WiFi y voz sobre IP se encuentra en la falta de una cobertura extensa de redes abiertas. Por esta razón, el ahorro práctico en las llamadas de móvil se reduce a entornos fijos como la casa, la oficina, establecimientos hosteleros o en espacios públicos, como aeropuertos o zonas concretas de diversas ciudades.

Consumo de batería
El WiFi consume más batería que la telefonía móvil convencional. Sin embargo, la autonomía se ha mejorado a través de sistemas de ahorro de energía cuando el teléfono se encuentra a la espera. Situarse cerca del punto de acceso puede ayudar a reducir el gasto, porque el terminal precisará de menos potencia para la conexión.