Público
Público

Un interruptor roto causó la alerta de Almaraz

La megafonía que emitió la alarma nuclear falsa fue revisada en septiembre sin que se detectaran problemas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La falsa alerta nuclear que sacudió al pueblo cacereño de Almaraz el viernes pasado sigue sin tener explicación clara. Poco antes de las diez de la mañana, el sistema de megafonía instalado en el pueblo, cercano a la central nuclear con dos reactores, comenzó a avisar a la población de una “emergencia” y a conminarles a que se reuniesen en los puntos de encuentro. Aunque los técnicos del Ayuntamiento intentaron advertir de que era una falsa alarma, no consiguieron detener el mensaje automático. Tras una investigación, la Dirección General de Protección Civil, el cuerpo del Ministerio del Interior encargado del sistema de alerta, ha asegurado que “las primeras conclusiones apuntan a un fallo técnico del interruptor de la megafonía, que se activa manualmente y que ya ha sido sustituido”.

El cristal del pulsador estaba rajado, pero no había huellas Fuentes de Protección Civil detallaron este viernes a este diario que aún desconocen qué sucedió exactamente para que sucediese ese fallo. El sistema, “de tecnología punta”, según Protección Civil, fue instalado en 2009 y revisado en septiembre de 2010 sin que los técnicos de la empresa madrileña que lo gestiona, Vemec, encontrasen problemas, según la documentación de Protección Civil.

El parte de Vemec sobre la falsa alarma detalla que el pulsador manual, muy parecido a los que sirven para la alerta de incendios en cualquier edificio de oficinas, tenía el “cristal roto, pero no hundido”, lo que no hubiera provocado el disparo de la alarma. Los técnicos concluyen que el pulsador estaba defectuoso y por eso se ocasionó la alerta, aunque el pulsador, en el que no se encontró ninguna huella dactilar, parecía no haber sido activado.

El Ministerio del Interior defiende el sistema, que fue instalado en 2009

Tras reunirse el jueves con Sabina Hernández, alcaldesa de Almaraz (PP), para explicarle los resultados del informe, la directora general de Protección Civil, Pilar Gallego, pidió disculpas por el incidente.

El organismo salió al paso de las críticas expresadas por Hernández y los ediles de otros municipios cercanos a las centrales españolas sobre los planes de emergencia en caso de accidente. AMAC, la asociación que los congrega, ha pedido reunirse con Interior e Industria para revisar y mejorar esos planes. Protección Civil contesta que los planes datan de 2009 y que en su elaboración ya “tuvieron participación activa los alcaldes de los municipios con central nucleares”. El organismo detalló que el Gobierno ha gastado este año 22 millones de euros en estos municipios.