Público
Público

Genes que cambian de lugar delatan al cáncer

La recolocación del ADN sirve para diagnosticar tumores de mama

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un grupo de genes que cambia de sitio dentro de las células del cáncer de mama, pero no en las sanas, sirve para diagnosticar esta enfermedad con una precisión similar a la de los métodos actuales, según un estudio del Instituto Nacional del Cáncer de EEUU.

El orden de los genes dentro del núcleo no es casual y, cuando cambia, puede delatar que una célula sana ha caído presa del cáncer, señala el trabajo, publicado en The Journal of Cell Biology. Aunque ya se sabía que la reorganización de grandes fragmentos del genoma dentro del núcleo puede traer problemas, se sabía poco a nivel de genes individuales. El nuevo estudio aporta ahora un catálogo de genes específicos que cambian de lugar en tejidos afectados por la enfermedad.

Los investigadores analizaron 24 muestras de personas sanas y otras con cáncer de mama. Detectaron hasta ocho genes cuyo emplazamiento es estable en personas sanas pero no en otras que sufren la enfermedad. Uno de ellos, el HES5, parece un indicador infalible de la enfermedad, pues había saltado de lugar en las muestras enfermas. Lo mismo sucede con varias combinaciones de dos o tres genes. Los autores señalan que estas modificaciones permiten diagnosticar el cáncer de mama con una fiabilidad similar a las citologías y biopsias habituales, pero con menos margen para el error humano. Si los resultados se confirman con más enfermos, también servirán para el diagnóstico precoz de la enfermedad.

Los investigadores buscan genes que cambian de sitio dentro del núcleo de células cancerosas.

Analizaron 11  muestras sanas y 14 de cáncer de mama.

Encontraron ocho genes candidatos. Algunos permiten un diagnóstico fiable al 100%.

El diagnóstico tiene una fiabilidad similar a los métodos actuales, pero reduce la posibilidad de error humano.