Público
Público

Hawking: "El futuro de la humanidad está en el espacio"

El científico Stephen Hawking predice un "desastre" en la Tierra en los próximos cien años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

“Va a ser muy difícil, a estas alturas, evitar un desastre en el planeta Tierra en los próximos cien años y, por este motivo, la raza humana no debería poner todos sus huevos en la misma cesta, o en el mismo planeta. El futuro de la humanidad a largo plazo estará en el espacio”. El astrofísico británico Stephen Hawking defendió ayer, en Santiago de Compostela, la importancia de los vuelos espaciales y añadió: “Si la humanidad debe continuar durante otro millón de años deberá ir, sin vacilación, donde nadie ha ido antes”.

Hawking vaticinó, además, que en el próximo siglo se descubrirá cómo modificar la inteligencia y determinados instintos, por lo que auguró que con la aparición de “superhumanos” llegarán graves problemas para las personas “no mejoradas”.

Hawking, que ayer celebró una rueda de prensa en Santiago, habló también del acelerador de partículas (LHC, en sus siglas en inglés) del CERN, y rechazó los pronósticos sobre un posible accidente que acabe con el mundo. De producirse “un microagujero negro”, dijo Hawking, terminaría por “evaporarse de nuevo”, con lo que desaparecería cualquier hipotético riesgo. Hawking sí se ratificó en su apuesta de que el experimento no permitirá dar con el anhelado bosón de Higgs, lo que obligaría a los científicos a “replantearse los conocimientos”. Pese a todo, el astrofísico señaló que “tanto el LHC como el programa espacial son vitales”. “Cuestan menos que una décima parte del PIB mundial”, zanjó.

Un total de siete personas componen el equipo de asistentes que acompaña al profesor Hawking durante su viaje a Galicia, donde presenta la edición española de su novela La clave secreta del universo, escrita junto a su hija Lucy, una obra que pretende “alentar a las nuevas generaciones a interesarse por la ciencia” dado que, según él, existe un interés decreciente por ella.

El científico se encuentra aquejado desde hace 45 años de una enfermedad neuronal motora, esclerosis lateral amiotrófica, que le mantiene postrado en una silla de ruedas. Se sometió a una traqueotomía que le salvó la vida pero que, a cambio, le dejó sin voz. “Es un hombre de su tiempo que puede comunicarse gracias al prodigio tecnológico que es su silla”, reconoció su hija. Un complejo sistema de infrarrojos permite traducir cada pestañeo en letras, a un ritmo de dos palabras por minuto, mientras que un sintetizador, de marcado acento americano, le permite la comunicación con el mundo exterior. “Su voluntad de divulgar le hace luchar por vencer estos obstáculos”, dijo Lucy.

Los físicos creen que el universo “está gobernado por leyes científicas”, por lo que, de no cumplirse, “no serían leyes”, afirmó ayer Stephen Hawking.

“Eso no deja espacio para Dios ni para los milagros”, zanjó, rotundo. El profesor de física teórica más conocido de la Universidad de Cambridge se mostró convencido de que, con el avance de la ciencia, pronto se podrá “proporcionar una respuesta definitiva sobre el origen del universo”. “La ciencia está dando, cada vez más, respuesta a cuestiones del ámbito de la religión”, manifestó.

El astrofísico, que llegó el lunes a Galicia, ha disfrutado estos días de la gastronomía gallega –“le encanta el pulpo y las ostras”, reconoció su asistente-, e incluso ha realizado el último tramo del Camino de Santiago, hasta la catedral.