Público
Público

Una red cerebral separa a los humanos de los simios

Un estudio desvela nuevas claves del desarrollo cognitivo de nuestra especie

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La diferencia cognitiva entre un humano y un chimpancé no está en sus genes, sino en cómo se usan. Es lo que sugiere un nuevo estudio que podría explicar por qué un humano no es un chimpancé a pesar de compartir la mayoría de sus genes, hasta el 98% según algunas estimaciones. El trabajo explica cómo, partiendo de los mismos genes, las dos especies generan proteínas que funcionan de forma muy distinta y contribuyen, de forma conjunta, a crear un cerebro más activo y mejor conectado en los humanos.

El equipo que decodificó el genoma del chimpancé, el animal vivo más cercano al hombre en la evolución, ya dejó claro que los genes no pueden explicar por sí solos las patentes diferencias entre ambas especies. Desde entonces, la lista de habilidades únicas de los humanos ha perdido rasgos como el uso de herramientas o el lenguaje básico.

Muchos autores buscan la clave en el cerebro, que es tres veces más grande en los humanos que en el chimpancé. Varios estudios han apuntado a genes que provocan que el cerebro de los humanos sea más activo y produzca más energía. Otros han señalado a los genes que crean conexiones neuronales. Aún así, los mecanismos íntimos de estas diferencias son un misterio.

El nuevo estudio, publicado en PNAS, señala que la clave no está en los genes, sino en un tipo de proteínas que fabrican los factores de transcripción. El equipo de Lisa Stubbs en la Universidad de Illinois (EEUU) ha encontrado 90 factores de transcripción que actúan de forma muy diferente en el cerebro de un chimpancé y un humano. Por sí mismas suponen una diferencia ínfima, pero lo sorprendente es que todas actúan al unísono hacia un mismo objetivo, aumentar el ritmo al que funciona el cerebro y contribuir a su crecimiento. 'Los 90 factores de transcripción se mueven todos juntos y su función está conectada', explica Stubbs. Cree que la suma de estos 90 pequeños cambios pueden tener un impacto biológico considerable. 'Es un signo muy fuerte de cambio evolutivo', detalla.

El equipo de Stubbs analizó diferencias en tejido extraído del cerebro de seis humanos y cinco chimpancés. Su análisis desveló que humanos y chimpancés producen los 90 factores de transcripción con los mismos genes, pero los usan de forma muy diferente.

La acción de estas proteínas se agrupa en dos módulos. El primero contribuye al crecimiento del cerebro, las conexiones neuronales y la protección del tejido de este órgano. El segundo está relacionado con el metabolismo y el nivel de energía en el cerebro. La acción conjunta de los factores humanos hace que ambos módulos estén más activos en humanos que en chimpancés, explica Stubbs. Los resultados explicarían el origen molecular de diferencias cerebrales claves entre ambas especies. 'Estamos convencidos de que esta variación ha jugado un papel clave en la evolución', concluye.

1998 Lenguaje

Prueban que los chimpancés poseen la región cerebral del lenguaje y la música.

2005 Genoma

El chimpancé comparte con el humano entre el 95% y el 99% de sus genes.

2006 Herramientas

Los chimpancés también usan y guardan herramientas.

2009 Buscando redes

De buscar gen a gen, se pasa a rastrear conexiones en red entre grupos de genes o proteínas en el cerebro de ambas especies.