Publicado: 20.09.2016 17:43 |Actualizado: 21.09.2016 12:49

Investigadores españoles desarrollan una molécula que detiene el alzhéimer en ratones

Esta enfermedad afecta al 40% de los mayores de 90 años en España y sólo el 20% de los casos leves están diagnosticados.

Publicidad
Media: 4.60
Votos: 5
Comentarios:
PIXABAY

PIXABAY

MADRID.- Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad Autónoma de Barcelona han desarrollado una molécula que detiene el desarrollo del alzhéimer y mejora los síntomas cognitivos en ratones modificados genéticamente.

Las características de esta nueva molécula, denominada ASS234, sugieren su uso para tratar el deterioro cognitivo y la neurodegeneración que subyace en el alzhéimer. No obstante, solo es un primer paso dentro de una larga investigación, ya que por el momento su estudio se ha realizado en ratones transgénicos portadores de genes humanos tratados para causar la enfermedad de alzhéimer.  



La nueva molécula ASS234, patentada y desarrollada por los investigadores del CSIC y la UAB, está diseñada como un híbrido de dos moléculas conocidas

"El efecto de esta nueva molécula se debe por un lado a que bloquea la agregación o depósito en el cerebro de la proteína tóxica amiloidea, implicada en enfermedad de alzhéimer, y por otro, a que estimula la transmisión colinérgica y monoaminérgica, lo que mejora notablemente los síntomas cognitivos de la enfermedad, explica Ricardo Martínez Murillo, investigador del CSIC en el Instituto Cajal, en Madrid.

La nueva molécula ASS234, patentada y desarrollada por los investigadores del CSIC y la UAB, está diseñada como un híbrido de dos moléculas conocidas. Una es la donepezil ('Aricept'), que se utiliza actualmente para tratar los déficits cognitivos del alzhéimer, y la otra es un inhibidor de la enzima monoaminooxidasa tipo B. Esta enzima se encuentra activada en pacientes de alzhéimer generando estrés oxidativo.

El estudio, ha sido publicado en la revista 'Journal of Psychiatry and Neuroscience', evaluó la reducción de la carga de placa amiloide y gliosis en la corteza y el hipocampo.

El alzhéimer afecta al 40% de los mayores de 90 años en España

El 40% de las personas mayores de 90 años en España padece alzhéimer y sólo el 20% de los casos leves están diagnosticados, según ha informado la Sociedad Española de Neurología (SEN) con motivo de la celebración, este miércoles, del Día Mundial de la enfermedad.

Actualmente unos 800.000 españoles padecen esta patología, la cual es la principal causa de discapacidad en personas mayores y la que genera uno de los mayores gastos sociales. Además, según datos de la SEN, España es ya uno de los países del mundo con una mayor proporción de enfermos de demencia entre los mayores de 60 años.

Se calcula que aproximadamente entre un 30 y 40% de los casos podrían estar sin diagnosticar y que solo están identificados un 20% de los casos leves

Unas cifras que se duplicarán en el año 2050 debido, principalmente, al aumento de la esperanza de vida y al envejecimiento progresivo de la población. "El envejecimiento es el principal factor de riesgo. Asimismo, en las personas mayores, la prevalencia de la enfermedad aumenta significativamente a medida que se van cumpliendo años, hasta el punto de que el 40% de los mayores de 90 años la padece", ha señalado la coordinadora del Grupo de Estudio de Conducta y Demencias de la SEN, Sagrario Manzano.

En los últimos años uno de los aspectos en los que más se ha avanzado es en el diagnóstico precoz de la enfermedad. Esto permite que se puedan instaurar precozmente tratamientos que ralentizan el deterioro cognitivo y controlan los trastornos conductuales, tanto farmacológicos como no farmacológicos.

Sin embargo, según la SEN, en España, y a pesar de que el 18,5% de los pacientes que acuden a una consulta de Neurología lo hacen por alteraciones de memoria o sospecha de deterioro cognitivo, sigue existiendo un "infradiagnóstico llamativo" de los casos de demencia, sobre todo en aquellos que aún son leves. Y es que, se calcula que aproximadamente entre un 30 y 40% de los casos podrían estar sin diagnosticar y que solo están identificados un 20% de los casos leves.