Público
Público

iPhone 4, el Windows Vista de Apple

Dos nuevos problemas, en el sensor de proximidad y en el sistema operativo, traen de cabeza a miles de usuarios del teléfono móvil en EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los problemas y las quejas de los usuarios y analistas parecen no dejar en paz al iPhone 4 de Apple en los primeros días desde su lanzamiento. A la reciente debacle por los graves problemas de cobertura del último modelo de teléfono móvil de la compañía de la manzana, que ha provocado que ésta admitiera la devolución de terminales en EEUU sin cargo para los compradores, se une ahora una serie de nuevos problemas.

Según aseguran diferentes analistas expertos en tecnología desde la web ZDNet, además del problema con la antena, por el que Apple ya ha tenido que disculparse, asegurando que pronto estará subsanado, el móvil presenta también fallos en su sensor de proximidad y funciona de forma muy lenta con el nuevo sistema operativo iOS 4.

Jason D. O'Grady, uno de los redactores del blog The Apple Core, asegura que Apple 'está haciendo que las cosas empeoren'. Según este analista, la compañía 'está borrando hilos en sus foros' relacionados con los errores del sensor de proximidad. 'El problema con el sensor está quedando en un segundo plano, eclipsado por los problemas de la antena', asegura en su último post. 'Pero hay más de medio centenar de páginas con quejas sobre este componente del móvil en los foros de Apple', puntualiza.

El nuevo error que trae de cabeza a muchos propietarios del iPhone provoca que de forma accidental se pierdan llamadas, se encienda el manos libres, se deje una llamada en espera o se activen otras opciones del terminal, al pulsar accidentalmente botones en la pantalla, debido a que el sensor no detecta que el terminal está pegado a la oreja del usuario.

'El sensor tiene la funcionalidad de reconocer cuándo el teléfono está pegado a la cara del usuario para desactivar así la pantalla táctil mientras se habla por el teléfono', asegura O'Grady. 'El problema es que el sensor de proximidad es demasiado sensibles o está mal calibrado o ambas cosas', apunta.

En otro blog de ZDNet, el analista Dennis Howlett advierte a los usuarios de un iPhone que aún esperen un tiempo antes de actualizarse al nuevo sistema operativo iOS4 que Steve Jobs presentó recientemente, debido a que ralentiza tremendamente el funcionamiento del teléfono. 'Es el Windows Vista de Apple', llega a manifestar este experto. 'Es un desastre para cualquier persona que lo quiera utilizar en un entorno empresarial'.

El pobre rendimiento que manifiesta desde el último post publicado en el blog Irregular Enterprise, se centra en que el sistema, además de funcionar muy lento con aplicaciones profesionales, ofrece una pésima administración de la memoria del terminal, 'impidiendo realizar tareas tan simples como enviar una imagen'.

Howlett asegura que, de momento, ha vuelto a la versión 3.1.3 del sistema operativo, a la espera de que Apple 'se tome en serio al mundo empresarial'.