Publicado: 03.12.2014 09:54 |Actualizado: 03.12.2014 09:54

Japón lanza la sonda Hayabusa 2, que obtendrá muestras de un asteroide

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) lanzó hoy desde la estación de Tanegashima (suroeste del país) la sonda Hayabusa 2, que recorrerá 300 millones de kilómetros para obtener muestras de un asteroide. La sonda iba a bordo de un cohete H-IIA que fue lanzado a las 13.22 hora local (04.22 GMT), y se desacopló con éxito unos 90 minutos después, poniendo en órbita el dispositivo. Se espera que Hayabusa 2 llegue en el año 2018 al asteroide 1999 JU3, de unos 900 metros de ancho, y que retorne a la Tierra a finales de 2020.

El 1999JU3, descubierto en 1999 por el programa de investigación estadounidense LINEAR, forma parte de los llamados asteroides Apolo, uno de los tres grupos que se hallan más cercanos a la Tierra. El lanzamiento de hoy, originalmente previsto para el pasado 30 de noviembre, se pospuso dos veces debido al mal tiempo. Esta es la segunda sonda del programa Hayabusa, el primero que logró traer de vuelta a la tierra muestras de un asteroide. JAXA espera que la nueva sonda recolecte esta vez piedras, arena y otros materiales del asteroide que alberguen agua y sustancias orgánicas.

Los residuos que traiga la nave podrían brindar pistas sobre el historial químico del fragmento y ofrecer así nuevas claves sobre el origen de nuestro sistema solar y de la vida en la tierra. La primera misión Hayabusa, iniciada en 2003, duró algo más de siete años y sufrió multitud de problemas relacionados con los motores y giroscopios de la sonda, con la que en un momento dado se llego a perder la comunicación. Sin embargo, logró recorrer 6.000 millones de kilómetros y retornar muestras de arena del asteroide 25143 Itokawa en 2010.

Para evitar problemas similares, Hayabusa 2, que pesa unos 600 kilos, está equipada con motores iónicos más resistentes y que le brindan un 25 por ciento más de propulsión y un sistema de antenas mejorado que permite transmitir más datos. La primera sonda solo pudo obtener muestras de la superficie del asteroide, pero Hayabusa 2, que ha tenido un coste aproximado de 16.400 millones de yenes (unos 111 millones de euros), buscará obtener materiales a mayor profundidad. La sonda porta un pequeño artefacto que disparará proyectiles metálicos contra el asteroide, lo que permitirá después recolectar de los cráteres resultantes muestras no afectadas por la radiación solar.