Público
Público

El juez admite más pruebas en el juicio contra Soto

Las discográficas presentan como nueva prueba el testimonio en Internet de un ex-empleado que ha manifestado de forma pública su amistad con el presidente de la RIAA. La defensa la ha recurrido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La sentencia que pondrá fin a la mayor demanda de la industria discográfica en España contra un creador de software P2P, Pablo Soto, está un paso más lejos de dictarse que cuando terminó el juicio, el pasado mayo.

El proceso, en el que las discográficas reclaman a Soto 13 millones de euros por daños y perjuicios, se ha visto afectado por una diligencia en la que las discográficas han presentado lo que consideran una nueva prueba.

El hecho propuesto, y admitido por el juez, recoge el testimonio realizado en Internet por Wayne Rosso, que trabajó durante seis meses como representante en EEUU para una de las empresas de Soto y que ha tenido varias disputas judiciales con él.

En el testimonio, Rosso explica su malestar por no haber sido llamado a declarar durante el proceso como parte de la acusación, y detalla tres puntos: que fue presidente de Blubster, una compañía que según detalla la defensa nunca ha existido; que Soto 'se aprovecha de su enfermedad para ganarse la simpatía de las personas y la utiliza para manipularlas'; y que todos los programadores de herramientas P2P las crean para fomentar la piratería.

La defensa de Soto, que sostiene que la admisión de esta prueba se sale de lo habitual, ha recurrido la admisión de la misma. Con un primer punto erróneo y un segundo extrajurídico, las alegaciones de los abogados se centran en la tercera valoración, para lo que recurren a los testimonios ya realizados por los testigos durante las más de 15 horas de juicio.

También recuerdan que Rosso ha detallado a medios de comunicación como CNET su relación de amistad con el presidente de la RIAA, la asociación de discográficas de EEUU.