Público
Público

Un juez de EEUU frena la investigación con células madre

El magistrado suspende la financiación federal de los estudios 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un juez federal estadounidense decidió el pasado lunes suspender temporalmente la financiación federal de la investigación con células madre embrionarias, autorizada por Barack Obama en 2009, al estimar que implicaba la destrucción de embriones humanos.

El tribunal dio la razón a un grupo de investigadores que en junio demandaron a los institutos nacionales de Salud, una división del Departamento de Salud de EEUU, por haber autorizado el uso de 13 líneas de células madre producidas por científicos en Boston y Nueva York.

'La investigación [con células madre embrionarias] implica claramente la destrucciónde embriones humanos', escribió el juez del Distrito de Columbia Royce Laymberthen un fallo de 15 páginas. La demanda original recibió el apoyo de grupos conservadores y cristianos que se oponen a la manipulación de embriones.

El Gobierno de Obama podría apelar esa decisión o intentar reescribir las guías para cumplir con la ley estadounidense. Un portavoz del Departamento de Justicia declaró estar revisando la decisión de Lambert y declinó hacer comentarios adicionales.

En diciembre de 2009, la Casa Blanca suspendió las restricciones que, desde que las impusiera el Gobierno de George Bush en 2001, pesaban sobre el uso de fondos federales en la investigación de las células madre embrionarias, consideradas instrumento esencial en la búsqueda de remedios a enfermedades como el alzhéimer o el párkinson.

La decisión de Washington permitió reanudar programas de investigación públicos, interrumpidos durante la era Bush, y que ahora, por el fallojudicial, han vuelto a suspenderse.

'Tengo que decir a todo el mundo en mi laboratorio que cuando alimenten sus células mañana por la mañana, no usen líneas financiadas por el gobierno federal', se quejaba en las páginas de The New York Times el doctor George Daley, investigador del hospital infantil de Boston.

Campaña en el Congreso

El fallo es un revés para el Gobierno de Obama, que buscaba aumentar este tipo de investigaciones y podría convertirse en un argumento para los republicanos en su campaña para recuperar el control del Congreso en las elecciones legislativas del 2 de noviembre.

Y es un escollo inesperado. La decisión de Obama fue, en su momento, bastante prudente. Las nueva guías no autorizaban el uso de fondos federales para crear las células madre, pero permitían que los investigadores trabajaran con ellas si eran creadas por otro laboratorio. De esta forma, evitaba violar la llamada enmienda Dickey-Wicker (adoptada en 1996 por Bill Clinton), que el Congreso agrega cada año a la ley de presupuestos y que prohíbe el uso de fondos federales para destruir embriones humanos.

Desde un punto de vista científico, la decisión del juez complica las cosas. Los investigadores que trabajan con fondos privados pueden hacer lo que deseen, pero la financiación federal es la base de los proyectos de mayor envergadura y alcance.

La investigación con células madre en España es posible desde la Ley de Investigación Biomédica de 2007.

La norma, a la que sólo se opuso el PP, permite investigar con células madre de embriones descartados por las clínicas de fecundación.

España también se convirtió con esa ley en el cuarto país europeo que permite la clonación terapéutica para obtener células madre .

Cada proyecto de investigación es aprobado por una comisión de expertos dependiente del Gobierno.