Público
Público

"La 'ley Sarkozy' es propia de una dictadura"

Autor de Mediafuturist.com. El músico alemán está considerado un experto de los nuevos medios. Aboga por el cambio en las estructuras de negocio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El diario The Wall Street Journal define a Gerd Leonhard (Bonn, 1961) como 'uno de los principales visionarios de la industria de los medios'. Músico, empresario y experto en contenidos digitales, Leonhard ha estado en Madrid durante la celebración del Ficod defendiendo que las actuales estructuras de distribución de música están obsoletas, incluso las que comercializan canciones a través de la Red. Su último libro, El futuro de la música, analiza cómo Internet ha cambiado la forma en la que autor y usuario se relacionan.

¿Qué quiere decir cuando afirma que la música 'es como el agua'?
A todo el mundo le gusta la música. En Internet, el consumo ha explotado pero el dinero procedente de la música ha descendido. Necesitamos encontrar la fórmula para que se realice un pago sin que salga del bolsillo del usuario, como si fuese agua corriente y no embotellada. Abogo por el hecho de que, una vez que se acceda a Internet, la música ya esté incluida. Y que si el usuario quiere algo especial, como un vídeo en alta definición, lo pague de forma adicional. La industria se empeña en que los usuarios paguen por tener una copia. Yo, a día de hoy, a lo mejor pago, pero es imposible que mis hijos lo hagan.

¿Cómo se puede solucionar este conflicto?

Las discográficas tienen un problema de percepción. Creen que si utilizan la ley van a obligar a pagar a los usuarios y no es así. La industria tiene que aprender que lo que hace ganar dinero es tener un modelo de negocio viable. Es mucho más cómodo crear una ley que reporte beneficios. Pero entidades y discográficas están perdiendo el tiempo llevando a juicio a la gente y creando leyes como las que se quieren aplicar en Francia y Reino Unido. Rastrear qué hacen los usuarios con su conexión es una fórmula antidemocrática propia de dictaduras.

Usted ha participado en una mesa redonda en la que algunas personas sí defendían esa postura...
Esos sistemas no tienen futuro. Las discográficas sólo defienden sus propios intereses, no los de los autores. Los artistas tienen que ocuparse de este proceso de transición. Ahora sólo hay dos elementos: el creador y el usuario. En medio no hay nada, o no tiene porqué haberlo.

¿Qué opina de los modelos basados en publicidad?

La publicidad como la concebimos ahora en televisión dejará de existir porque es molesta, significa interrupción. Hay que diseñar modelos que sean capaces de financiar los contenidos pero que, a la vez, no supongan un engorro. Si se consigue un equilibrio, sí se puede lograr que la publicidad financie la música. ¿Quién paga Google? Lo pagan otros, anunciantes, pero no el usuario. Yo abogo por sistemas que parecen gratis, es decir, que resultan gratis para el usuario, pero que realmente pagan otros.

Si esa realidad ya existe, ¿por qué no se aplican estos modelos?
Porque los intermediarios tienen que trabajar mucho más para ganar dinero con estas nuevas fórmulas. Antes la industria se llevaba un 80% de los beneficios y con los nuevos sistema, sólo ganan un 20%.

¿Qué opina de sistemas anticopia como los DRM?
Ninguna protección técnica para evitar la copia de los archivos va a funcionar nunca. Es increíble que se haya debatido esto durante diez años. Son sistemas que están castigando al usuario que paga por descargar contenidos.

Dentro de cinco años, ¿tendremos que seguir hablando de estos temas?
La situación cambiará en un par de años, eso es un hecho. No hablaremos de lo mismo porque la música es un negocio: o se cambia el modelo de negocio actual o buena parte de los actores que participan en este proceso tendrá que dedicarse a otra cosa antes de cinco años.