Público
Público

El LHC bate un nuevo récord de potencia

El acelerador duplica el número de colisiones por segundo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El experimento más grande del mundo acaba de batir un nuevo récord de potencia. El acelerador de partículas LHC de Ginebra, ideado para hacer chocar protones a potencias similares a las que se generaron durante el Big Bang, ya produce dos veces más colisiones que el 30 de marzo, cuando comenzó a funcionar a una energía nunca antes alcanzada por una máquina. El número de colisiones actual sería de unas 10.000 por segundo, según la BBC.

'A esta potencia, generamos en un solo día la misma cantidad de información que se ha acumulado desde el 30 de marzo', explica a Público la española Teresa Rodrigo, presidenta del Consejo de Colaboración del CMS, uno de los grandes detectores de colisiones del LHC.

El último récord acerca al LHC a su objetivo de convertirse en el acelerador más potente del mundo, un título que aún se disputa con el Tevatron de EEUU. Aunque los rayos de protones del LHC tienen siete veces más energía que los del Tevatron, llevan muchas menos partículas, lo que reduce el número de impactos. 'El Tevatron aún produce 1.000 veces más colisiones', explica Alberto Ruiz, un investigador del Instituto de Física de Cantabria que trabaja en el acelerador estadounidense.

El LHC seguirá aumentando el número de colisiones y de paquetes de protones que hace chocar, explica Rodrigo. En los últimos meses de 2011, el acelerador alcanzará una potencia y un número de impactos superior al del Tevatron, con lo que podrá asomarse a fenómenos físicos nunca antes observados, señala. En ese momento podría surgir, por ejemplo, la primera muestra de materia oscura, una sustancia que, según la teoría, forma el 23% del universo, pero que aún no se ha podido observar de forma directa. 'Es lo que predice la teoría y podemos obtener indicaciones de que es correcta o no', advierte Rodrigo.

El LHC también es la máquina perfecta para encontrar el bosón de Higgs, la partícula elemental que otorgaría masa al resto, en caso de que exista. El acelerador de Ginebra es el único que tendrá la potencia suficiente como para observarlo, aunque el estadounidense podría aguarle la fiesta. 'El Tevatron puede determinar que el bosón de Higgs no existe con un 95% de posibilidades de acertar', concluye Ruiz.