Público
Público

La limpieza de Palomares sigue pendiente de una "decisión política"

Estados Unidos debe decidir si acepta llevarse la tierra contaminada, tal y como ha reclamado el Gobierno español

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La limpieza de los terrenos de Palomares afectados por radiactividad desde que cayeran por accidente varias bombas de un avión estadounidense en 1966 sigue a la espera de que Estados Unidos anuncie una 'decisión política' sobre el destino de la tierra contaminada.

Así lo ha explicado hoy el director general del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT), Cayetano López Martínez, tras una reunión con miembros de la Comisión Mixta (Congreso/Senado) para el Estudio del Cambio Climático. Posteriormente han realizado una visita a varias de las zonas contaminadas en Palomares, pedanía del municipio almeriense de Cuevas del Almanzora.

López ha admitido que 'no hay novedades' desde que el pasado febrero una delegación de técnicos estadounidenses realizara una visita a los terrenos contaminados, y en la que Estados Unidos, a través del portavoz de su Embajada en Madrid, Jeff Galvin, expresó su 'compromiso' para alcanzar una solución 'aceptable para España'.

El director general del CIEMAT ha explicado que la limpieza de los terrenos depende de que Estados Unidos decida si acepta llevarse la tierra contaminada, tal y como ha reclamado el Gobierno español.

El pasado febrero Estados Unidos se comprometió a alcanzar una solución 'aceptable para España' 

López ha asegurado tener conocimiento de varias reuniones de comités interdepartamentales estadounidenses, que están 'preparando una serie de documentos jurídicos con distintos escenarios y las consecuencias que tendría cada uno de ellos', pero por ahora 'no hay ninguna noticia definitiva'.

Ha insistido en que es 'perfectamente factible' que Estados Unidos se lleve los 50.000 metros cúbicos de tierra que siguen contaminados, desde que hace 45 años el choque en pleno vuelo de un bombardero estadounidense B-52 con un avión nodriza en una maniobra de aprovisionamiento causara la caída de cuatro bombas termonucleares, que no llegaron a explosionar, pero liberaron plutonio radiactivo.

No obstante, ha remarcado que hasta que no se aclare el destino final de la tierra contaminada sería 'contraproducente' moverla, y por tanto todavía no se puede hablar de plazos para la limpieza definitiva de las cuarenta hectáreas afectadas, que están acotadas en tres grandes áreas.

Pese a no haber novedades desde febrero, López ha remarcado que nunca antes había habido tanta 'preocupación gubernamental real' por solucionar un problema que ha estado parado durante décadas, como a su juicio refleja la creación de una comisión interministerial para dirigir las relaciones bilaterales con Estados Unidos.

López ha recordado que, una vez que se tome la decisión sobre el destino de los residuos, la descontaminación llevará un plazo aproximado de dos años.

Una vez se decida el destino de los residuos, la descontaminación se haría en un plazo de dos años

El presidente de la Comisión Mixta para el Estudio del Cambio Climático, José Segura Clavell, ha admitido que se trata de un 'problema que ha sido diferido en el tiempo', pero ha destacado los avances logrados en los últimos años gracias a las gestiones bilaterales del Gobierno español con Estados Unidos.

Los parlamentarios, ha dicho, van a continuar con su trabajo para 'presionar' y 'orientar' al Gobierno, e 'incentivar actuaciones' a partir de los estudios realizados por el Ciemat.

Según este organismo, en estos momentos no existe riesgo alguno para la salud, puesto que la contaminación está bajo tierra en zonas protegidas y valladas.

No obstante, el alcalde de Cuevas del Almanzora y senador, Jesús Caicedo, promotor de la reunión de hoy, ha insistido en la necesidad de fijar un 'calendario cuanto antes' porque ya 'no hay nada más que estudiar' y, por tanto, 'la actuación tiene que ser inminente'.