Público
Público

Unas líneas podrían confirmar la presencia de agua salada en Marte

Las marcas sólo aparecen durante el verano marciano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un equipo de investigadores ha descubierto miles de pequeños cauces sobre la superficie de Marte que aparecen durante la estación cálida y desaparecen cuando descienden las temperaturas. En el estudio, publicado hoy en la revista Science, los científicos plantean la posibilidad de que estas marcas sean debidas a pequeños flujos de agua salada, aunque todavía no han podido verlos en directo.

El equipo de investigadores observó, gracias a la sonda MRO de la NASA, que en algunas laderas marcianas, con inclinaciones de más de 25 grados, aparecían unas líneas oscuras, de entre 0,5 y 5 metros de ancho y varios cientos de metros de largo, mucho más estrechas que los barrancos localizados en observaciones anteriores. Al observar imágenes de épocas diferentes, el grupo de científicos advirtió que dichas líneas aumentaban de tamaño durante la estación cálida y desaparecían en las épocas más frías. Estos cambios estacionales se producían en un periodo de tiempo de apenas dos meses terrestres.

'La mejor explicación que tenemos son los flujos de agua', dice un investigador

Después de analizar distintas posibilidades sobre la formación de estos cauces, los investigadores concluyeron que la hipótesis más plausible era que estas pequeñas líneas se formaron por el flujo de agua salada, que pasa a estado líquido durante la estación cálida. 'Aunque no lo hemos demostrado, la mejor explicación que tenemos son los flujos de agua salada', afirma Alfred McEwen, investigador del Laboratorio Lunar y Planetario de la Universidad de Tucson (EEUU) y principal autor del estudio.

Mucho se ha especulado sobre la posibilidad de que exista agua salada líquida en Marte. De hecho, ya en 2009 un grupo de investigadores españoles publicó un estudio en Nature en el que demostraban que, independientemente de las bajas temperaturas que se dan en el planeta rojo, puede haber agua en estado líquido. Ricardo Amils, uno de los autores de aquel estudio e investigador del Centro de Astrobiología, afirma que la conclusión de su estudio fue clara: 'Si hay agua en Marte, tiene que ser salada'.

El planeta rojo posee un rango de temperaturas que oscila entre los 5 y los 85 grados bajo cero. A estas temperaturas resulta imposible tener agua pura en estado líquido. Sin embargo, si el agua contiene sales minerales su temperatura de congelación se reduce, con lo que en Marte podría existir agua salada en estado líquido, una condición necesaria para que el planeta pueda haber desarrollado vida.

Las líneas aparecen y desaparecen en apenas dos meses terrestres

El investigador principal de aquel estudio, Alberto González Fairén, actualmente en el centro Ames de la NASA, asegura que 'el articulo de McEwen sirve para confirmar las predicciones de nuestro modelo geoquímico con evidencias fotogeológicas'. Aún así, Fairén asegura que 'existen explicaciones alternativas' a estas formaciones y que el presente estudio deja algunos interrogantes, ya que 'no explica el origen del agua'.

Otra de las incógnitas está relacionada con el color oscuro de los cauces, quedesaparece al poco tiempo y que los científicos no son capaces de explicar. McEwen afirma que 'determinar la composición de estas líneas a través de la sonda resulta muy complicado', puesto que no disponen de aparatos con precisión suficiente para medir algo tan pequeño.

Un equipo español ya mostró en 2009 que puede haber agua salada en Marte

Aún así, McEwen asegura que 'el color oscuro no se debe a que el terreno esté mojado', como se podría pensar, y reconoce que este fenómeno 'aún es un misterio'.