Público
Público

Llega el coche imprimible

Los creadores de Urbee 2 lo han diseñado con la idea de aprovechar la incipiente tecnología de impresión 3D para abaratar los costes de fabricación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No terminamos de adaptarnos del todo al coche eléctrico, cuando van apareciendo en el mercado más modelos innovadores dentro del mundo del motor. Será mejor que nos acostumbremos a ver circular por nuestras carreteras coches con extrañas prestaciones y formas. ¿El último en apuntarse en la lista? Un coche impreso en 3D.

Urbee 2 es un coche diseñado por la empresa Kor Ecologic, que apuesta por diseños respetuosos con el medio ambiente que funcionen con energías renovables y contaminen lo menos posible durante los procesos de diseño y fabricación. Siguiendo la filosofía de la empresa, sus creadores se han valido de la técnica de la impresión en 3D, que ya se ha usado en campos como la medicina y la arquitectura, para crear réplicas de objetos no solo con un objetivo académico, sino también otras para su aplicación real, como las prótesis.

Los ingenieros que han creado Urbee 2 quieren que el coche circule por las calles y lo han puesto a prueba para superar todos las condiciones de seguridad de cualquier utilitario. Lo curioso es que la carrocería del vehículo está diseñada en una sola pieza y fabricada en plástico, aunque el chasis y el motor son de acero.

Esto supone un importante ahorro en costes humanos y de fabricación, ya que no se pierde el tiempo encajando mil piezas como si de un puzle se tratara. Este híbrido tiene tres ruedas y su forma recuerda a la de un huevo. Alcanza los 65 kilómetros por hora y está previsto que consuma muy poco, lo que haría de él un vehículo ideal para aquellas personas que se mueven en coche por la ciudad.

Para demostrar el ahorro de combustible, en 2015 se llevará a cabo un reto que anuncian ya en su web: viajar de Nueva York a San Francisco con solo 10 galones de gasolina, lo que vienen a ser unos 40 litros para recorrer unos 4.670 kilómetros.