Publicado: 20.04.2014 13:17 |Actualizado: 20.04.2014 13:17

Localizan el paso de la sierra que comunicó Al-Andalus y el norte de España durante 10 siglos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un equipo de investigadores de la Sociedad Geográfica del Guadarrama y la Sociedad Caminera del Manzanares ha localizado el paso histórico de la Sierra de Guadarrama, que servía de comunicación entre Al-Andalus y el norte de España entre los siglos VIII y XVIII. Así lo ha confirmado uno de los responsables de la investigación, Ricardo Fanjul, quien ha señalado que este camino se conocía con el nombre de Balat Humayd y que fue "el paso más importante" de zona centro, tras la calzada romana, pues se trataba de una "auténtica autopista medieval" y que en la actualidad se puede comparar con la Autopista de A Coruña.

Fanjul ha relatado que el equipo ha localizado un tramo de camino de casi 30 kilómetros y que el mismo se encuentra en "buen estado", entre el apeadero de Tablada, en Guadarrama y el municipio segoviano de Coca. "Tanto el paso de montaña como el camino en ambas vertientes fueron quedando en un inmerecido olvido. Con este trabajo, esperamos que las autoridades lo protejan", ha asegurado.

"Era el paso del noroeste más utilizado por viajantes, comerciantes y guerreros, hasta que se inauguró el Puerto de los Leones, en 1759. Está documentado desde el siglo VIII, con la conquista árabe, que lo utilizaron las tropas y que después en la reconquista cristina también se utilizó para recuperar la zona de Madrid y Castilla La Mancha. Estamos hablando del camino más importante, sin ninguna duda, pues era lo mismo que es ahora la Carretera de la Coruña, si no que por un tramo diferente y en otra época", ha añadido.

El investigador ha explicado que los trabajos de campo y documentación para localizar el camino se han desarrollado a lo largo de tres años. "Hay tramos en los que se aprecia que es una auténtica autopista de la edad media, aunque hay otros tramos de 10 y 20 metros en los que el desuso y las inclemencias del tiempo han provocado cierta erosión, pero el camino es fácilmente identificable. Es espectacular por su belleza y apasionante por su historia", ha asegurado.

Fanjul ha indicado que el objetivo de la investigación es que las autoridades se hagan cargo de la protección del camino y que lo difundan, pues es un camino "bastante conocido" entre arqueólogos e historiadores. "Si las autoridades tuvieran la visión histórica, que tienen en algunas otras comunidades, verían que este es el camino más importante de la sierra, superando incluso la calzada romana", ha subrayado.

Fanjul ha indicado que el Balat Humayd servía de unión entre Al-Andalus y el resto del territorio hispano-visigodo conquistado en el Siglo VIII. "Es bastante conocido desde Toledo hasta Guadarrama. Pero en Castilla y León, donde apenas fueron arabizados sus habitantes, nadie ha oído hablar de uno de sus principales caminos: el eje vertebrador por donde Abd al-Rahman III y Almanzor subieron en sus famosas y sanguinarias racias. El mismo camino por el que los cristianos fueron reconquistando siglos más tarde el territorio de Segovia y de Madrid, con continuas incursiones a través de este camino y su puerto, el Balathome", ha explicado.

De este modo, ha indicado que "en un principio" la intención de los documentalistas y camineros involucrados en este proyecto era conocer el tramo segoviano que llega hasta las minas romanas de Otero de Herreros. Pero que "finalmente", la documentación y la aparición de nuevos caminos sin identificar, llevaron a los estudiosos del Balat hasta Simancas (Valladolid), donde se celebró una de las batallas "más decisivas de la reconquista con la humillación de las tropas sarracenas".

Además del trazado de este camino por los bosques de El Espinar, "recién nombrados" Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, esta investigación "ha permitido confirmar la verdadera ubicación" de varias ventas históricas, "algunas de ellas citadas" por el Arcipreste de Hita en su 'Libro del Buen amor'. "Se ha podido confirmar la localización de la famosa Venta de Tablada (Guadarrama), que ha resultado ser el emplazamiento original de la alberguería árabe (Fayy Humayd) que servía y defensa en la que era la peligrosa frontera (Marca Media) para ambos mundos enfrentados", ha indicado.

Fanjul ha explicado que en Madrid este camino "ha sido ya estudiado" desde Toledo en su ascenso por el margen derecho del río Guadarrama hasta Calitalifa (Villaviciosa de Odón), Brunete y El Pardillo, donde se solapa con la calzada Romana Vía XXIV. "Desde aquí, ambos caminos discurren juntos por Colmenarejo y Galapagar hasta el término de Guadarrama, donde cada una de las vías escoge un paso distinto para cruzar la Sierra", ha aclarado.

"La importancia del Balat Humayd no sólo se refiere a las continuas campañas militares que lo transitaron, sino que la parte más importante de las repoblaciones posteriores que se realizaron en Castilla la Nueva se hicieron a través del Balathome. Sin embargo, y a pesar de que las repoblaciones de Madrid se hicieron por este camino y su paso de montaña, el nombre árabe fue poco a poco castellanizado (Balathome) donde fue árabe; y olvidado donde nunca lo fue, como era el caso de Segovia y Valladolid, que nunca asumieron la nomenclatura enemiga de este camino", ha puntualizado.

De este modo, ha concluido que "tras siglos en el olvido" el Balat Humayd, su paso de la Sierra y los restos de sus ventas medievales, "se van a presentar al público" de ambas Castillas para "recuperar el esplendor que tuvo durante siglos". "Esperamos que esto no suponga una amenaza para los espectaculares montes y valles que aún lo guardan en silencio en muchos de sus tramos", ha finalizado.