Público
Público

Londres intenta reducir su elevada polución para los Juegos

El Gobierno sugiere teletrabajo y bicicleta a los funcionarios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Miles de funcionarios públicos de Reino Unido teletrabajaron esta semana desde sus casas o acudieron a sus puestos de trabajo en bicicleta. Se trata de un experimento puesto en marcha por el Gobierno, con el que busca dar ejemplo a las empresas. La medida se encuadra en la celebración de los Juegos Olímpicos (JJOO) el próximo verano, y el objetivo es doble: por un lado, reducir los niveles de polución en la capital británica y, por otro, atajar la congestión de tráfico que ni siquiera el transporte público, ya saturado, o el peaje para acceder al centro de la ciudad desde 2003 (congestion charge) han conseguido resolver.

Los Juegos Olímpicos de Londres se enfrentan al reto de que la calidad de su aire no afecte a los atletas. La contaminación en la ciudad es tan elevada, incumple los límites establecidos por la Unión Europea (UE), que podría enfrentarse a multas de hasta 300 millones de libras (más de 360 millones de euros). De hecho, en el caso del dióxido de nitrógeno, Londres tiene el dudoso honor de liderar el ranking europeo.

El Ejecutivo teme también que se saturen las telecomunicaciones

Estos niveles, unidos también a los de partículas en suspensión (PM10), dan lugar a esti-maciones de cerca de 4.300 muertes prematuras al año debido a la calidad del aire. Así, de cara a los juegos, el doctor Ben Barratt, analista de la London Air Quality Network, asegura que 'si se producen largos periodos de clima cálido y soleados, con vientos del este [que empujen el humo de las factorías de esa parte de la ciudad], los atletas podrían estar en riesgo'; en particular, los que participen en deportes de fondo, como ciclistas o corredores.

La contaminación incumple los límites establecidos por la Unión Europea  El experimento propuesto por el Gobierno británico no está exento de inconvenientes. En el caso del teletrabajo, el mismo Ejecutivo de David Cameron ya ha advertido que el rendimiento del ancho de banda durante las Olimpiadas podría ver notablemente menguado por la saturación de accesos online simultáneos a las competiciones. Tanto es así, que las autoridades aconsejan a los proveedores de internet que, en esas fechas, se limite el tráfico de datos con el objetivo de dar acceso a un mayor número de internautas.

A pesar del compromiso del finales del año pasado del alcalde de Londres, Boris Johnson, para reducir en 2025 los niveles de emisiones de CO2 en un 60%, desde colectivos como Clean Air in London, su fundador, Simon Birkett, asegura que 'los niveles actuales de contaminación, de dióxido de nitrógeno, son similares a los de los Juegos de Pekín en 2008'.

'Los niveles actuales son similares a los de Pekín 2008'

El fundador de Clean Air in London sostiene que Londres 'debería liderar al resto del mundo en la lucha contra la contaminación, como ya hiciera después del great smog en 1952', en referencia al período de polución, a medidos del siglo pasado, que causó la muerte de más de 10.000 londinenses y derivó en cerca de 100.000 enfermos.

Birkett apuesta por 'prohibir los vehículos diesel que más contaminan en Londres durante la celebración de los juegos olímpicos'. Sin embargo, esta medida desviaría a más ciudadanos al transporte público, para el que se esperan, sólo en el caso del metro, colas de hasta 30 minutos durante el evento.