Público
Público

La Luna se vuelve más roja que nunca

La ceniza volcánica realzará el eclipse lunar de esta noche

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En la noche del miércoles tendrá lugar un eclipse lunar en el que la Luna ofrecerá un color rojizo mucho más intenso de lo habitual para este tipo de fenómeno, debido a la cantidad de polvo en suspensión que ha generado la actividad volcánica de las últimas semanas.

Cuando la Tierra se interponga entre la Luna y el Sol provocará un eclipse total que se podrá observar en Europa, África, Asia y Oceanía. La ocultación, cuyo máximo se producirá a las 22.14, hora peninsular, será visible en toda España, aunque la costa mediterránea y Balears serán las regiones que mejor podrán observar el ciclo completo.

Contrariamente a lo sucedido durante los eclipses de los últimos años, esta noche los cielos estarán despejados en gran parte de España, lo que permitirá observar el fenómeno con claridad, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología.

Cuando pasadas las 21.30 la Luna comience a asomar por el horizonte, no lo hará con su brillo habitual. La sombra proyectada por la Tierra ocultará en cierta medida a nuestro satélite, que surgirá con un color rojizo característico. 'La atmósfera filtra la luz solar difundiendo las longitudes de onda más azules y mostrando colores más rojizos, como en un atardecer', explica Javier Armentia, director del planetario de Pamplona.

La difusión que produce la atmósfera depende en cierta medida de la cantidad de polvo que hay en suspensión, de modo que 'a mayor número de partículas, más rojiza se verá la Luna durante el eclipse', afirma Armentia. 'Si tenemos en cuenta la gran cantidad de cenizas que se han propagado por la atmósfera' debido a la intensa actividad volcánica de los últimos meses, 'en esta ocasión podremos ver una Luna con un tono bastante más rojo de lo que sería habitual'. Además, añade Armentia, esta situación hace que 'se puedan realizar estimaciones indirectas de contaminación atmosférica'.

El eclipse se mantendrá en su totalidad hasta las 23.02, momento en el que el satélite comenzará a recuperar parte de su brillo habitual. Aun así, la Luna no mostrará la intensidad propia del plenilunio hasta la 1.01 de esta madrugada, instante en el que saldrá definitivamente de la denominada zona de penumbra. Se despedirá así el primero de los dos eclipses lunares del año, en espera del que tendrá lugar el próximo 10 de diciembre.