Publicado: 18.12.2014 21:32 |Actualizado: 18.12.2014 21:32

El lunes comienza un invierno más cálido y húmedo de lo normal

El otoño también se despide en España siendo el más caluroso de los últimos 53 años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Un grupo de pingüinos marcha por el zoo de Basilea (Suiza). EFE/Georgios Kefalas

Un grupo de pingüinos marcha por el zoo de Basilea (Suiza). EFE/Georgios Kefalas

MADRID.- El invierno, que comenzará el lunes 22 de diciembre a las 00:03 horas, será probablemente más cálido de lo normal respecto al período 1981-2000 en toda España, y también más lluvioso, después de un 2014 que, hasta la fecha, es el año más cálido desde 1961, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). El otoño también se despide en España siendo el más caluroso de los últimos 53 años.



Según ha explicado la portavoz de la AEMET, Ana Casals, en la rueda de prensa estacional, el trimestre enero-marzo de 2015 tiene probabilidad de que las temperaturas sean superiores a las normales, especialmente en la mitad oriental peninsular y Baleares y será más lluvioso de lo normal, sobre todo en la mitad occidental. Mientras, para el resto de España no se aprecian diferencias significativas con respecto a la climatología del periodo 1981-2000.

En este contexto, ha indicado que desde 2015 el periodo de referencia con el que se compararán los valores es el que corresponde a 1981-2000 que, en conjunto ha sido un periodo más cálido que el anterior, de 1971-2000.

Además, ha destacado que el otoño de 2014 ha sido "extremadamente cálido", con una temperatura media de 17'7grados centígrados, un valor que supera en 2'3 grados centígrados a la media de la estación. "Este ha sido el otoño más cálido de la serie histórica iniciada en 1961, con una temperatura media ligeramente superior a la del otoño de 2006, que era hasta ahora el más cálido", ha precisado.

Igual que en su conjunto, mes a mes también ha sido más cálido de lo normal y, ha dicho que la temperatura media en octubre fue 3'2 grados centígrados superior a la media y que noviembre destacó por sus elevadas temperaturas mínimas y fue 1'8 grados centígrados más cálido que la media. En septiembre, con una anomalía térmica de 1'6 grados centígrados, "como es normal", se registraron los valores más elevados del periodo, cuando el día 1 se alcanzaron 41'8 grados centígrados en el aeropuerto de Córdoba y al día siguiente, 41'6 grados centígrados en Granada.

También ha subrayado que en octubre y noviembre "no hubo temperaturas muy bajas" y las mínimas del trimestre se registraron el 10 de noviembre, con -3'7 grados centígrados en el Puerto de Navacerrada, -3'2 grados centígrados en León, -2'5 grados centígrados en Salamanca aeropuerto y el día 19 de noviembre en Molina de Aragón, donde se registraron -3,6 grados centígrados. "No ha habido heladas en el observatorio del Retiro en Madrid, desde el 1 de enero hasta el 30 de noviembre", ha añadido Casals.

 

"Este año las heladas han sido muy escasas y en numerosas capitales de provincia de ambas mesetas, en las que es habitual que haya heladas en esta estación, no se alcanzaron temperaturas negativas en todo el trimestre", ha añadido el jefe de climatología de la AEMET, Antonio Mestre.

Otoño muy húmedo

En cuanto a las precipitaciones, el trimestre septiembre-noviembre ha sido "muy húmedo" con un valor medio de 225 litros por metro cuadrado, es decir un 36% más de lo normal.

Mestre ha detallado que en este periodo la precipitación media sobre España es de 255 litros por metro cuadrado, un 36 por ciento más de lo normal, lo que le convierte en el cuarto otoño más húmedo, por debajo de los de 2003, 2006 y 2011", ha indicado.

"Con independencia de lo que pase en los últimos días del año, ya se han alcanzado los valores normales para el conjunto de España. Es probable que al acabar el año la anomalía será positiva", ha apuntado.

En esta estación ha llovido más de lo normal en la mayor parte de España y menos de lo normal en Cantabria, gran parte de Asturias y el País Vasco, Almería, zonas de Murcia y de la Comunidad Valenciana y Baleares. Por el contrario, ha resultado "especialmente húmedo" con valores un 75 por ciento por encima de lo habitual en Canarias, extremo occidental de la Península, La Rioja, zonas de Madrid, nordeste de Castilla y León y del noroeste de Castilla-La Mancha.

El año 2014, extremadamente cálido

Más allá del otoño, la portavoz ha subrayado que 2014 ha tenido un carácter "extremadamente cálido" y algo mas húmedo de lo normal para el conjunto de España. Con datos hasta el 13 de diciembre, ha apuntado que la temperatura media del año es de 16'43 grados centígrados, que supera en 1'44 grados centígrados el valor medio del periodo de referencia 1971-2000. "Se trata del año más cálido de la serie histórica, igualando a 2006, al que podría superar en estos últimos días del período", ha apostillado.

Sobre las precipitaciones, Mestre ha indicado que hasta el 13 de diciembre ha llovido en España en 2014 un total de 660 litros por metro cuadrado, por lo que el año se cerrará en torno a un 10 por ciento por encima de lo normal para este periodo.

En concreto, ha manifestado que la primera quincena de diciembre las temperaturas han sido similares en su conjunto a las normales, con anomalías térmicas positivas en el nordeste peninsular y negativas en la mitad occidental.

Este periodo de final del año ha sido muy húmedo en las regiones cantábricas, Navarra, La Rioja, centro y sur de Aragón, algunos puntos de la costa catalana, sureste peninsular, Menorca y gran parte de Mallorca. Por el contrario, han tenido déficit de precipitaciones respecto a las normales en las regiones occidentales, Pirineos y en parte de Canarias.

La portavoz ha repasado 2014 y ha precisado que está resultando extremadamente cálido en la mitad oriental y Baleares y muy cálido en el resto, con anomalías que superan los 2 grados centígrados en amplias zonas del interior del cuadrante nordeste y de Castilla-La Mancha.

Mes a mes

Por meses, enero resultó "mucho más cálido de lo normal", mientras febrero fue "casi normal" en su conjunto. Del mismo modo, la primavera fue "muy cálida" y tuvo un carácter "extremadamente cálido" en el tercio oriental y muy cálido en el resto de la península, Baleares y parte de Canarias. Así, "todos" los meses primaverales resultaron más cálidos de lo normal y siendo la anomalía cálida "especialmente acusada" en abril, que fue 3'4 grados centígrados superior a la media. Mientras, mayo fue 1'4 grados centígrados más cálido de lo normal.

Respecto al verano, en su conjunto resultó "ligeramente más cálido" pero acabó como el duodécimo trimestre estival más cálido de los últimos 15 años, es decir, el tercero más frío, solo por encima de 2002, 2007 y 2008. En su conjunto, el otoño fue extremadamente cálido y diciembre también está teniendo temperaturas suaves.

Mestre ha resumido 2014 como un año en el que no ha habido, hasta la fecha, olas de frío, ni en enero ni febrero, ni en noviembre. Esto se debe a la ausencia de penetración en España de vientos fríos de origen continental o polar ya que han predominado las situaciones de entrada del oeste o suroeste, es decir, vientos atlánticos que son más cálidos y más húmedos.