Público
Público

"Las madres viven esta enfermedad con culpa"

Ibone Olza. Psiquiatra. Hospital Puerta de Hierro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

 ¿Le ha sorprendido que la depresión postparto también afecte a los hombres?

No. De hecho, el tratamiento debe de incluir al padre y al bebé. Los padres lo pasan muy mal, sus mujeres se convierten en extrañas y, si la dolencia no se trata, hay crisis de pareja y separaciones.

¿Cuáles son las causas?

Respecto a los factores biológicos, hay que descartar problemas en la tiroides y anemia. Pero lo que más favorece la enfermedad es la pérdida de red social. Muchas madres crían a sus hijos lejos de otras y su niño es el primer bebé que cogen en su vida.

¿Cuál es el tratamiento?

Lo primero es convencerla de que no es mala madre y de que se va a curar. Hay medidas sencillas, como no estar sola con el bebé y potenciar el descanso. Y hay que hacer hincapié, por ejemplo, en que no pasa nada si la casa está sucia, que lo importante es que los padres descansen.

¿Es compatible el tratamiento farmacológico con la lactancia materna?

Sí. Hay antidepresivos perfectamente seguros para el bebé. También es importante hacer otro tipo de terapias, por ejemplo, ejercicio físico y cursos con otras madres.

¿Cree que ha aumentando la incidencia?

No hay estudios que lo demuestren, pero lo que está claro es que la enfermedad es cada vez más frecuente en las mujeres que acaban de tener un hijo. En los últimos años también se ha caracterizado otro trastorno psiquiátrico que sí ha aumentado, que es el trastorno por estrés postraumático tras un parto difícil, en el que la madre ha temido por su vida o la de su hijo. Esto se da entre el 2% y el 6% de los casos.

¿Por qué cuesta tanto detectarla?

Los ingleses llaman a la depresión postparto 'la depresión sonriente' porque las madres la viven con tanta culpa que no se lo dicen a nadie y, si lo hacen, sus interlocutores les dicen que es algo normal que ya se pasará. Además, las afectadas nunca acuden al psiquiatra, sino a las urgencias de Pediatría, normalmente angustiadas por cómo se siente su bebé.