Público
Público

Una mancha solar diez veces más grande que la Tierra amenaza con llamaradas de alta intensidad

Los meteorólogos estiman que ha aumentado un 10% por ciento las probabilidades de que el fenómeno produzca una llamarada de intensidad X, la más alta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La gigantesca mancha conocida como AR1654, cuyas dimensiones superan diez veces al tamaño terrestre, se encuentra activa y apuntando hacia nuestro planeta. Los meteorólogos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) han estimado que esta mancha ha aumentado un 10 por ciento las probabilidades de que se produzca una llamarada de la más alta intensidad (nivel X).

Actualmente, las erupciones registradas desde esta mancha, que se ha visualizado hace cuatro días, alcanzan el nivel M, el segundo más potente en la escala de intensidad. En un principio, los expertos no se alertaron ante este fenómeno, ya que se encontraba en el lado del Sol opuesto a la Tierra. Sin embargo, AR1654, se está volviendo hacia el planeta al mismo tiempo que aumenta su actividad. Para los científicos, esta podría ser la mancha que 'rompa la calma que se registraba en los últimos meses en el espacio'.

La actividad solar se incrementa progresivamente en periodos de 12 años. El máximo de este ciclo de se espera este año, lo que supone que ciertos eventos, como llamaradas y tormentas solares, serán más probables. En un estudio reciente, la NASA ha comprobado que el dinamismo del sol ha ido aumentando desde 2009. De este modo, en solo tres años, han presenciado evolución creciente del ciclo solar, que culminará en 2013. Estos datos también han sido ratificados por el Observatorio Solar y Heliosférico (SOHO) que añade que, en 2009, el Sol estaba aún cerca de periodo mínimo solar, con muy poca actividad. Cuando esto se produce, la corona de luz visible se reduce casi a un plano, pero más cerca del máximo solar, las características de actividad aparecen en todas las latitudes solares.

Ante esta situación, el Congreso de Estados Unidos hizo un llamamiento a los ciudadanos, a finales de 2012, para que desarrollen un plan de emergencias de cara a estar preparados para una 'tormenta solar del siglo'.

Además, en una resolución parlamentaria, actualmente en trámite, se ha pedido a las comunidades locales que se doten de los recursos necesarios para abastecer a la población de un mínimo de energía, alimento y agua. Del mismo modo, en Alemania, Francia, Reino Unido y otros países europeos se están tomando 'importantes medidas en la misma línea preventiva'.