Público
Público

Más cerca de una vacuna segura contra el papiloma

Un estudio avala la seguridad de la protección contra el cáncer de cuello uterino 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cada dos minutos muere en el mundo una mujer por cáncer de cuello de útero, una enfermedad causada por el virus del papiloma humano (VPH). Un estudio, publicado ayer en la revista médica The Lancet, revela que la eficacia de Cevarix, una de las dos vacunas que existen contra el VPH y la más recientemente desarrollada, es del 98% frente a los tipos de virus contra los que fue diseñada.

Los autores, entre los que se encuentran médicos de seis hospitales de Madrid y Barcelona, afirman que, además de proteger contra los dos tipos más comunes de VPH, esta vacuna muestra diversos grados de eficacia contra los otros 12. Para realizar este estudio se ha contado con la participación de más de 18.000 mujeres de entre 15 y 25 años procedentes de 14 países del mundo (salvo el continente africano), 400 de ellas españolas. Aquellas que recibieron las tres dosis en que consiste la vacuna, y las que no habían tenido contacto previo con el virus, son las que mostraron una mayor tasa de protección pasados los tres años del seguimiento.

Estos resultados 'reafirman la confianza en la vacunación', dice José María Bayas, del Servicio de Medicina Preventiva del hospital Clínic de Barcelona. 'El riesgo de infección persiste toda la vida, es necesaria una respuesta inmune duradera. La exposición natural al virus no produce los anticuerpos suficientes; con la vacuna se producen 11 veces más y se mantienen pasados siete años'.

Precisamente esta necesidad de lograr efectos duraderos es una de las principales razones que esgrimen quienes critican la ausencia de estudios a más largo plazo. Bayas defiende la rapidez con la que este medicamento ha sido aprobado por las autoridades sanitarias, argumentando que ninguna otra vacuna ha tenido un seguimiento tan largo.

Trece afectadas

Las críticas a las campañas de vacunación masivas contra el VPH arreciaron el pasado febrero, cuando dos chicas valencianas sufrieron serios trastornos tras recibir la segunda dosis de la otra vacuna disponible, Gardasil. Las familias de 13 afectadas han decidido constituirse en asociación de víctimas y piden una moratoria de la campaña de vacunación hasta que 'exista un consenso sobre su seguridad'. El coste para la Sanidad pública española de una vacunación masiva está estimado en unos 60 millones de euros.

Para María Castro, del servicio de Ginecología del hospital Puerta de Hierro de Madrid y coautora del trabajo sobre Cervarix, la seguridad de la vacuna está científicamente demostrada. Para controlar los efectos secundarios se compararon diversos indicadores de salud general entre el grupo de mujeres a las que se les administró la vacuna contra el VPH y otro grupo al que se les vacunó contra el virus de la hepatitis A, sin encontrar diferencias.

En todo el mundo se diagnostican cerca de medio millón de casos de cáncer de cérvix al año, según la Organización Mundial de la Salud. El 80% de ellos se da en países en desarrollo, donde es la principal causa de muerte por cáncer entre las mujeres. En España se producen 2.100 casos al año y 740 muertes. Por este motivo, y por la ineficacia de los programas exploratorios en los países sin recursos, la vacuna es un objetivo prioritario.

La familia de los virus del papiloma humano contiene 14 tipos capaces de provocar cáncer de cuello de útero. Los tipos 16 y 18 son responsables del 70% de los casos. Los tipos 31, 33 y 45, relacionados con los dos principales, causan otro 15%.

El más común es el carcinoma de epitelio escamoso, relativamente fácil de detectar mediante citología. El otro tipo, el adenocarcinoma de endocérvix, sucede en un 15% a un 25% de los casos y puede pasar desapercibido en las pruebas de citología. El 92% de los casos de adenocarcinoma se deben a los tipos 16, 18 y 45.