Público
Público

La medicina tradicional levanta la veda contra los rinocerontes

Su caza furtiva se cuadruplica en tres años por la demanda de Asia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Su cuerno es la mayor condena de los rinocerontes africanos. La superchería sobre sus propiedades medicinales está incentivando el florecimiento de su caza furtiva por la demanda de una creciente clase burguesa en países aún oficialmente comunistas, como Vietnam y China, que puede pagar a mafias organizadas para abatir a estos animales. En 2011, si nada lo impide, caerán 400 ejemplares.

La organización WWF ha lanzado esta semana una alerta por el resurgimiento de la caza ilegal de rinocerontes. En 1992, con apenas 2.500 ejemplares en libertad, estaban casi condenados a la extinción. Organizaciones de todo el mundo y los gobiernos locales se conjuraron para proteger a este animal, que remontó hasta los 24.000 en toda África. Sin embargo, desde hace cuatro años los furtivos han vuelto a aparecer por los parques.

Según datos del programa TRAFFIC , una iniciativa conjunta de WWF y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), de los 83 rinocerontes asesinados en 2008, se ha pasado a 333 en 2010 y sólo en Sudáfrica, el país con una mayor reserva de rinocerontes blancos (Ceratotherium simum) y también del más amenazado, el Diceros bicornis o rinoceronte negro. En lo que va de año ya han caído 193.

'La caza furtiva la protagonizan casi sin excepción sofisticados criminales, a veces cazando desde helicópteros y con armas automáticas ', dice Joseph Okori, Coordinador del Programa para el Rinoceronte Africano de WWF. Sólo en el famoso Parque Nacional Kruger han sido asesinados 126 individuos en seis meses, que se suman a los 146 cazados el año pasado. 'Sudáfrica está librando una guerra contra el crimen organizado que amenaza con deshacer los excepcionales logros de conservación conseguidos durante el siglo pasado', añade Okori.

Dos son las causas de este resurgimiento de la caza furtiva. Por un lado está la absurda creencia, no demostrada por ningún estudio científico serio, sobre las supuestas propiedades del cuerno de rinoceronte. En particular, la medicina acientífica asiática lo usa para combatir el cáncer. 'El cuerno de rinoceronte se considera una droga milagrosa y los comerciantes están sacando provecho de la desesperación', explicó a The New York Times Tom Milliken, un coordinador de la red de control de Traffic.

La otra razón, íntimamente ligada, es el florecimiento de una clase pudiente en países como China o Vietnam que está dispuesta a pagar grande sumas por un poco de polvo de cuerno. Lo demás lo hace la implacable ley de la oferta y la demanda.