Público
Público

Medio Ambiente propone subir el impuesto al diésel

Rosa Aguilar quiere ahora introducir peajes en las ciudades y reformar la fiscalidad de los carburantes para reducir la contaminación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Casi cada hora, dos personas mueren de forma prematura en España por la contaminación del aire. El tráfico es el culpable de esta matanza: unos 16.000 muertos al año, según la UE. El Ministerio de Medio Ambiente quiere acabar con esta sangría atacando el bolsillo de los conductores. En el borrador del Plan Nacional de Mejora de la Calidad del Aire, el departamento de Rosa Aguilar propone 'actuar fiscalmente' sobre el precio del gasoil para equilibrarlo con la gasolina.

Según el documento, 'la fiscalidad actual beneficia el consumo de este combustible frente a la gasolina'. Los vehículos que funcionan con gasóleo emiten menos CO2, el gas responsable del calentamiento global, pero sus emisiones de partículas y de dióxido de nitrógeno son mayores. Estos contaminantes, omnipresentes en las ciudades, provocan enfermedades respiratorias en ocasiones mortales.

'La respuesta para la calidad del aire no es más impuestos', dijo la ministra

Medio Ambiente descarta algunas medidas no fiscales, como emplear la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) para apartar de la carretera a los coches más contaminantes. Según el borrador, 'el control rutinario de las emisiones es prácticamente inabordable en el ámbito de la ITV'. Sin embargo, el texto, que tiene que negociarse con las comunidades autónomas, sí pone sobre la mesa la creación de peajes urbanos admitiendo que es una medida que 'puede ser muy impopular al percibirse sólo como recaudatoria'.

La tarifa que tendrían que pagar los conductores para circular por las ciudades aumentaría en los días de mayor contaminación. Además, el Ministerio quiere crear Zonas Urbanas de Atmósfera Protegida, vetadas a los coches más sucios, como los de gasolina anteriores a 1992, que estarían marcados con pegatinas rojas. Aguilar también propone limitar la velocidad en la periferia de las ciudades a 80 kilómetros hora en las horas punta.

El departamento plantea marcar con pegatinas rojas a los coches más sucios

Con este borrador, el Ministerio abandona el discurso que mantenía hace tan sólo tres meses, poco después de que una boina negra cubriera Madrid y Barcelona y la contaminación se colocara en el centro del debate. El 29 de marzo, Aguilar aseguró que 'la respuesta para la calidad del aire no es más impuestos'. Acompañada por el presidente de la Federación de Municipios y Provincias, Pedro Castro, subrayó que 'sostenibilidad no es igual a fiscalidad'. El propio Castro remachó: 'No estamos hablando ni planteando nada de fiscalidad'.

El Ministerio ha dado a conocer el borrador de forma chapucera. El 15 de junio, Medio Ambiente colgó el texto en un rincón perdido de su web abriendo oficialmente el periodo de información pública, que acaba el 30 de junio. Durante la primera semana, ninguna ONG pudo hacer alegaciones, porque ninguna se había enterado. Aguilar aseguró ayer, tras una reunión delG-20 en París, que el periodo se ampliará y el Ministerio atribuye esta publicación a un error en la comunicación entre departamentos.

Francisco Segura, portavoz de Ecologistas en Acción, aplaude las medidas 'sensatas' del plan, pero lamenta que llegue 'tan tarde'. El borra-dor plantea cumplir los valores límite de partículas PM10 y de dióxido de nitrógeno en 2015, pero ya deberían respetarse. Además, Segura critica que se trate de un plan y no de una ley y que el Ministerio, por tanto, 'se limite a hacer recomendaciones a los municipios sin imponer obligaciones'.