Público
Público

La mezcla con grizzlies amenaza al oso polar

Científicos de EEUU plantean sacrificar a los híbridos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La desaparición del hielo bajo sus patas a causa del calentamiento global está empujando a los osos polares hacia los territorios de sus primos, los osos grizzlies, en las regiones árticas de Norteamérica. Y del encuentro, con intercambio de fluidos, está naciendo una nueva especie, mezcla de ambas. En 2006, unos cazadores abatieron un oso polar con manchas pardas. El ADN confirmó que era un híbrido. Y en abril, un esquimal canadiense, de los que recorren el Ártico con moto de nieve y rifle de mira telescópica, mató otro mestizo, hijo de una madre híbrida y un padre grizzly.

Un grupo de investigadores de EEUU alerta hoy en la revista Nature de que esta mezcla, detectada en otras especies, puede suponer la puntilla para muchos animales árticos ya amenazados. Los científicos describen cruces entre narvales, unos cetáceos árticos con un colmillo de dos metros, y belugas, conocidas erróneamente como ballenas blancas. También hablan de híbridos de focas manchadas y comunes. De las 22 especies involucradas en este revoltijo genético, 14 están en peligro de extinción. Y muchas de ellas, aisladas durante siglos por muros de hielo, pronto compartirán las mismas aguas o tierras.

Los investigadores han visto cruces entre 14 especies árticas amenazadas

'Reducir las emisiones de CO2 para evitar la pérdida de hielo es la mejor opción, pero quizá lleguemos a una situación en la que la única opción sea sacrificar a los híbridos', menos adaptados al medio, explica a Público el líder del grupo, Brendan Kelly, del Laboratorio Nacional de Mamíferos Marinos de Alaska. EEUU ya ha perseguido a los híbridos de lobo rojo y coyote para preservar las especies.

En 2008, un estudio aseguró que en 2050 solo quedaría un tercio de los 22.000 osos polares actuales. Ahora, los autores se desdicen y afirman que un recorte drástico de las emisiones de aquí a 2030 evitaría este declive.