Publicado: 30.09.2015 16:25 |Actualizado: 30.09.2015 16:25

Microorganismos en el estómago de ciertos gusanos consiguen biodegradar el plástico

El gusano de la harina y la larva del escarabajo oscuro puede subsistir con una dieta a base de espuma de poliestireno, lo que le convierte en una herramienta de reciclaje de deshechos plásticos, un hallazgo sorprendente y esperanzador.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
Microorganismos en el estómago de ciertos gusanos consiguen biodegradar el plástico

Microorganismos en el estómago de ciertos gusanos consiguen biodegradar el plástico

El diminuto gusano de la harina, la larva del escarabajo oscuro, puede subsistir con una dieta a base de espuma de poliestireno, lo que le convierte en herramienta de reciclaje de deshechos plásticos.

Científicos de la Universidad de Stanford han descubierto microorganismos en los estómagos de estos gusanos que biodegradan el plástico al alimentarse con estas sustancias sintéticas, un hallazgo sorprendente y esperanzador.

"Nuestros resultados han abierto una nueva puerta para resolver el problema mundial de la contaminación del plástico", dijo Wei-Min Wu, autor del estudio, publicado en Environmental Science and Technology.



Esta investigación es la la primera en proporcionar pruebas detalladas de la degradación bacteriana de plástico en el intestino de un animal. La comprensión de cómo las bacterias dentro de los gusanos de harina llevan a cabo esta hazaña podría potencialmente permitir nuevas opciones para la gestión segura de los residuos plásticos.

En el laboratorio, 100 gusanos comieron entre 34 y 39 miligramos de espuma de poliestireno - el peso de una pequeña píldora - por día. Los gusanos convirtieron aproximadamente la mitad de la espuma de poliestireno en dióxido de carbono, como lo harían con cualquier fuente de alimento.

Dentro de un margen de 24 horas, excretaron la mayor parte del plástico restante como fragmentos biodegradados que se parecen a pequeños excrementos de conejo. Gusanos de la harina alimentados con una dieta constante de espuma de poliestireno eran tan saludables como los que comían una dieta normal, dijo Wu, y sus residuos parecían ser fiables como abono para los cultivos.

La nueva investigación sobre gusanos de la harina es significativa, porque se pensaba que la espuma de poliestireno no es biodegradable y, por tanto, resulta, más problemática para el medio ambiente, señala la Universidad de Stanford en un comunicado.