Público
Público

Los mil y un problemas del buscador

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El todo poderoso buscador se mueve en el ojo del huracán. Su omnipresencia en decenas de iniciativas le genera numerosos problemas; he aquí lo más recientes:

La tensión entre el gigante Google y el Gobierno chino ha sido casi constante desde el desembargo del buscador en el país asiático. Pekín obliga a censurar las búsquedas sobre derechos humanos y la represión en el Tíbet, entre otros ejemplos. Tras anunciar en enero que no se plegaría a esta imposición, Google sorteó la censura impuesta por el Gobierno desviando a los usuarios a Hong Kong , pero reculó el pasado junio para evitar perder su licencia. El último capítulo: la agencia oficial de noticias china Xinhua y la teleoperadora China Mobile acaban de anunciar la creación de un buscador propio. 

Uno de los mayores escándalos que ha afectado a Google fue la noticia de que un sistema robotizado leía los correos electrónicos de su popular cliente de correo Gmail, lanzado en 2004. Según el grupo denunciante, Privacy International, las condiciones de privacidad de Gmail desvelaban que la empresa podía conservar un correo electrónico incluso después de que el usuario lo hubiera borrado. Por esta razón, presentaron una queja a las autoridades británicas, aunque no tuvo consecuencias. El año pasado, Google mejoró las condiciones de privacidad de su correo electrónico.

La flamante red social de Google, Buzz, tuvo que cambiar su diseño sólo una semana después del lanzamiento, por permitir compartir los contactos de sus usuarios.

La Fundación de Fronteras Electrónicas (EFF) acusó al gigante estadounidense de recopilar datos de los usuarios a través de su Google Book Search, la herramienta para facilitar el acceso a miles de libros –incluso descatalogados–, que previamente digitalizaría, a través de la red. Según EFF, tanto Google Books como otros lectores de libros electrónicos tendrían derecho a acceder a información sobre los intereses y gustos de los lectores, y vender dichos datos a empresas interesadas. Google negó en un comunicado que compartiera sin permiso esta información.

Tres directivos de Google Italia fueron condenados el pasado febrero por permitir la difusión en YouTube de un vídeo que mostraba las vejaciones a un discapacitado adolescente. 

La herramienta de vista por satélite Google Earth protagonizó una polémica con la mismísima Casa Blanca. El Gobierno estadounidense sustituyó en 2007 las imágenes de la sede de su Gobierno, así como las del Pentágono, por otras difuminadas. Su petición se basaba en el supuesto peligro para la seguridad nacional que suponía la difusión de la localización y la forma exacta de estas instalaciones. Aunque en la actualidad sí se pueden ver estas imágenes en concreto, hay otras zonas que se siguen difuminando por seguridad, como las bases estadounidenses en Afganistán. 

La teleoperadora Verizon y Google se pronunciaron la semana pasada contra la neutralidad de la red, proponiendo que, en el futuro, se pueda aplicar una prioridad en el tráfico.