Público
Público

La misteriosa 'peste' de los ciervos se extiende a León

La Junta confirma la muerte de seis ejemplares y de 79 en el foco de Zamora

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La misteriosa enfermedad que está diezmando a la población de ciervos en Zamora parece haber cruzado las fronteras de la provincia. Ayer, el Gobierno autonómico confirmó el hallazgo de seis ejemplares muertos 'sin causa aparente' en León. Los primeros casos se detectaron el 28 de julio en la reserva de caza de la Sierra de la Culebra, en Zamora. Desde entonces, en sólo 13 días, la Junta ha informado de la muerte de 79 animales en la provincia.

El origen de esta peste sigue siendo un enigma. Los análisis realizados en los laboratorios de sanidad animal de León y en el Laboratorio Central de Veterinaria de Algete (Madrid) han sido inútiles. Los expertos están desconcertados. Dos de los principales sospechosos, la enfermedad de la lengua azul, letal en ovejas, y la hemorrágica del ciervo, temible porque no tiene tratamiento, han sido descartadas, según explicó ayer a Público el delegado territorial de la Junta en Zamora, Alberto Castro.

Aunque también han aparecido en la zona los cadáveres de dos corzos, el portavoz subraya que 'todo apunta a que las muertes no están relacionadas y a que nos enfrentamos a una enfermedad infecciosa exclusiva de los ciervos'. Los ganaderos locales habían expresado en los últimos días su temor a que la peste saltara de los ciervos a los rebaños de ovejas, cabras y vacas con los que comparten pastos.

La Junta ha ordenado a sus técnicos que busquen ejemplares vivos con síntomas de la enfermedad, caracterizada por hemorragias en la boca, tras el fracaso de los primeros análisis a partir de muestras de animales muertos. Castro hizo ayer un llamamiento a la población de las comarcas afectadas para que avisen a las autoridades locales si se topan con algún cuerpo y pide a los ciudadanos que no manipulen los cadáveres. En los últimos días, han aparecido varios ciervos decapitados por personas que ansían sus trofeos, las cornamentas de los machos.

Pese a que Castro asegura que la Junta, gobernada por el PP, está actuando con 'la máxima transparencia' en este asunto, el PSOE volvió a cargar ayer contra los conservadores. En un comunicado, la portavoz socialista Inmaculada Larrauri alertó de la aparición de 'decenas' de ciervos muertos en la comarca leonesa de La Cabrera, horas antes de que la Junta reconociera media docena. El PSOE se enteró del posible viaje de la peste de Zamora a León por los alcaldes de la zona. 'Tenemos la sensación de que o bien la Junta no se ha enterado o bien pretendían ocultar el problema', añadió Larrauri.

Otras fuentes de la consejería de Medio Ambiente de Castilla y León hablaban ayer de 'un centenar de ejemplares' caídos a causa de la peste. Sin embargo, Castro lo niega. 'Sólo hay 79 muertos confirmados, si fueran 100 diríamos que son 100, ¿para qué íbamos a mentir?', aduce. Ante la inesperada letalidad y expansión de la enfermedad, la Junta ha enviado muestras a un tercer laboratorio, el de la facultad de Veterinaria de León, para intentar indentificar al agente infeccioso cuanto antes.

Las fuentes de la consejería señalaron el viernes a un virus del rebeco, responsable de una nueva enfermedad que provocó la muerte de más de 2.000 ejemplares pirenaicos entre 2004 y 2006. El brote no afectó a los ciervos. El experto Ignasi Marco, de la Universidad Autónoma de Barcelona, considera 'muy poco probable' que este virus esté detrás de la peste de los ciervos.