Público
Público

La mitad de los animales de la misión Bion regresa a la Tierra sin vida

El satélite biológico ruso fue enviado al espacio hace un mes con un centenar de animales, pero 45 ratones y 8 jerbos han fallecido debido a "un fallo tecnológico"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El satélite biológico ruso Bion-M1, que hace un mes enviaba un centenar de animales al espacio, ha regresado a la Tierra con la mitad de la 'tripulación' muerta. Según han explicado los expertos, más de la mitad de los ratones (45) y los ocho jerbos de mongolia que viajaban en la nave muerieron durante la misión espacial. El portavoz de la Academia de Ciencias de Rusia, Vladimir Sychovos, ha culpado de la baja tasa de supervivencia a un fallo tecnológico de los equipos y a 'las tensiones del espacio'. Según el experto, este resultado 'era de esperar'.

Quienes sí han sobrevivido a este viaje han sido los 15 tritones que formaban parte de la tripulación, así como los caracoles y las plantas que también se enviaron. De hecho, los científicos han determinado que las especies que han quedado con vida son 'suficientes' para seguir adelante con las investigaciones.

El objetivo de esta misión es estudiar los efectos biológicos de la ingravidez a largo plazo. Bion-M1 está equipado con cámaras internas para que los científicos puedan controlar a los animales durante el vuelo. Además, cuenta con sensores de seguimiento de la frecuencia cardíaca y la presión arterial de la tripulación. Los científicos han supervisado una variedad de indicadores de salud de los animales, mientras que la nave espacial ha informado sobre las condiciones del interior de la cápsula.

Los animales de Bion-M1 orbitaron durante un mes a una altitud de alrededor de 575 kilómetros, más del doble que la órbita de la Estación Espacial Internacional (ISS). En este sentido, los expertos recuerdan que los seres humanos sufren cambios físicos en microgravedad prolongada y para misiones de seis meses, como la que llevan a cabo en la ISS, siguen un programa de ejercicio riguroso destinado a evitar problemas de salud. 'Esta es la primera vez que unos animales han sido puestos en el espacio por su cuenta durante tanto tiempo', ha señalado Sychov, quien ha añadido que 'lo importante' para ellos es 'comparar los datos de esta misión con las mejores herramientas de análisis que existen hoy en día'. A su juicio, esa es la diferencia entre esta misión y las anteriores realizadas de estas características.