Público
Público

Mobile World Congress Un congreso denuncia el "modelo tecnológico depredador" del Mobile World Congress

Los organizadores del Mobile Social Congress critican que el evento que se celebra en Barcelona "oculta todas las caras controvertidas de la industria electrónica"

Publicidad
Media: 4.25
Votos: 4
Comentarios:

Varios móviles antiguos en el Mobile World Congress de Barcelona. REUTERS/Paul Hanna

Los organizadores del Mobile Social Congress (MSC), congreso alternativo al Mobile World Congress (MWC), han denunciado hoy "el modelo tecnológico depredador" del conocido evento tecnológico que tiene lugar estos días en Barcelona, porque "oculta todas las caras controvertidas de la industria electrónica".

En una rueda de prensa, los organizadores han presentado las dos jornadas del congreso, que este año celebra su segunda edición, y en el que, entre hoy y mañana, habrá mesas de discusión, "ferias de alternativas" y proyecciones de "documentales y música libre". Las jornadas, que cuentan con el apoyo del Ayuntamiento y de la Diputación de Barcelona, tratarán sobre diversos temas: derechos laborales, extracción de minerales para la producción tecnológica, obsolescencia programada, residuos electrónicos, programación libre, conocimiento socializado y abierto y economía solidaria.

La responsable de campañas de SETEM Catalunya y representante de Electronics Watch en España, Alba Trepat, ha explicado "las caras oscuras" del MWC, que tiene "un impacto social y ambiental muy negativo", y ha denunciado los diversos procesos que requiere la producción de los elementos tecnológicos que usamos en nuestro día a día, entre los que ha enumerado casos de trabajos forzosos o la falta de salud y seguridad en las fábricas.

La investigadora y representante de Justícia i Pau, Carme Altayó, ha incidido en "la estrecha relación entre vulneración de los derechos humanos y fabricación de aparatos electrónicos" y ha puesto de manifiesto las consecuencias de la explotación del mineral coltán en el Congo, un material que utilizan los teléfonos móviles y que tiene incidencia directa en el conflicto civil que vive el país, que ha provocado más de 5 millones de muertes.

Altayó ha expresado sin embargo, igual que el resto de conferenciantes, que el MSC "no está contra del MWC ni contra el uso de la tecnología, sino que está en contra de su uso irresponsable". Ha pedido que se reflexione sobre la información que llega a los más jóvenes, más interesados debido a las noticias que escuchan en el último aparato que ha salido al mercado que en el respeto de los derechos humanos.