Público
Público

El móvil se convierte en un escaparate virtual

Un nuevo servicio localiza al usuario por el terminal y busca ofertas a su alrededor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El barrio de Chueca de Madrid ha sido el elegido para un proyecto pionero en España: convertir el móvil en un escaparate que resume las ofertas que se producen en la zona donde está el terminal. Tooio , una empresa española que ha ganado varios premios con la idea, usa el GPS que llevan los móviles más avanzados para ubicar a su dueño. Con ese dato, puede buscar las últimas promociones de los comercios de la zona.

Al servicio, presentado ayer, ya se han apuntado 230 comercios, desde tiendas de moda hasta la frutería de toda la vida. El programa, compatible con los iPhone, las Blackberry, los Nokia más avanzados y los terminales con el sistema Android de Google, permite al usuario localizar las promociones que ofrecen cada día los comerciantes de la zona. Estos sólo tienen que publicarlas en una plataforma de Tooio para que lleguen a los clientes.

'Es como tener un escaparate virtual en el móvil', explica el director general de esta empresa, Iván Gómez. La aplicación muestra, además de las ofertas del día, imágenes y vídeos del local, un mapa para saber cómo llegar o la distancia hasta él. El servicio es gratuito para los usuarios. Aunque también lo es para los comerciantes de Chueca, el plan de Tooio es cobrar en los nuevos barrios y ciudades a los que piensa extenderse.

La idea se combina con otra tecnología, la de los códigos bidimensionales (BiDi). Se trata de una especie de ideograma que, al fotografiarlo con el móvil, abre una página web o servicio de Internet, en este caso la de Tooio. Al escanear una de los centenares de imágenes con las que han empapelado los locales del barrio de Chueca, se puede saber lo que hay de nuevo dentro de la tienda sin necesidad de entrar. 'Se trata de ligar el mundo físico con el digital', explica el director general de Scanbuy en España.

Esta empresa, de reciente implantación en nuestro país, es la que aporta el sistema de escaneo. Aunque los códigos BiDi existen desde hace años, la pelea entre las tres operadoras para imponer su solución estaba frenando su explosión. El año pasado las telefónicas hicieron sus propios sistemas interoperables y dejaron que fuera un tercero, Scanbuy, el que desarrollara la tecnología.

La pata social es la tercera de la idea. Los usuarios pueden recomendar ofertas o sitios a sus contactos que también usen Tooio, y estos pueden ver a qué restaurante o bar piensa ir su amigo. Y no sólo en Tooio; todo lo que vea o recomiende uno aquí también aparece en su red de Facebook y en Twitter. Para respetar la intimidad, el usuario decide en cada momento qué comparte, con quién y en qué red social.

Aunque empresas más grandes como Google Maps localizan locales y servicios sobre el mapa, Tooio aporta mayor dinamismo, ya que son los propios comerciantes y usuarios los que renuevan el contenido. 'En Google puedes ver una lista de restaurantes. En Tooio, los que han buscado tus amigos', diferencia el presidente de la compañía, Rafael Casado.

Lo que no se han planteado es activar el servicio a la inversa: que sean las ofertas las que asalten al usuario al pasar cerca de un comercio con una alerta. Aparte de la intrusión en la privacidad, según Casado, 'más que un móvil sería un vibrador'.