Público
Público

Móviles con doble personalidad

Varias operadoras apuestan por fusionar el entorno personal y laboral en un único dispositivo con dos sistemas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un 60% de las empresas estadounidenses permite a sus empleados utilizar un móvil personal para el trabajo, según la consultora Forrester Research.

Este hecho se ha convertido en un problema para las compañías, que ven cómo cada vez más trabajadores proponen utilizar su iPhone o un terminal con sistema operativo Android para el entorno laboral. Los informáticos sienten que pierden el control sobre las aplicaciones que insta-lan los usuarios y que, con la incorporación de móviles personales, no pueden garantizar la seguridad corporativa de los datos almacenados en el dispositivo.

Telefónica y la operadora estadounidense AT&T han anunciado que van a poner en marcha una serie de teléfonos con doble identidad, la personal y la profesional. AT&T lo empezará a poner en marcha a finales de este año, mientras que la española lo lanzará en la primera mitad de 2012.

Estas soluciones permiten borrar los datos laborales en caso de robo

Con dos escritorios y dos sistemas, se trata de que el usuario pueda, en uno de ellos, instalar todas las aplicaciones que desee y navegar por cualquier página, mientras el otro se mantiene intacto para herramientas corporativas, como el correoelectrónico, el calendario o los contactos profesionales, y alejado de descargas que podrían ser potencialmente maliciosas. 'La gente quiere utilizar sus propios smartphones y tabletas para trabajar, pero, en la práctica, esto supone un quebradero de cabeza para los técnicos de sistemas de las empresas', afirmó el vicepresidente de soluciones móviles de AT&T, Chris Hill, cuando anunció sus planes.

Entre las funciones de ese sistema seguro está el permitir a los informáticos actualizar o eliminar aplicaciones de forma remota en función de las necesidades de cada empleado. Además, si el teléfono se pierde, también se puede borrar el acceso a los servidores de la empresa.

Se pretende alejar entorno profesional de las aplicaciones maliciosas

Estas funciones son posibles porque la identidad profesional del dispositivo está ubicada realmente en internet (lo que se conoce como 'la nube'), y no en el propio dispositivo. 'El suministro de teléfonos virtuales para uso profesional a través de la nube se traduce en (...) menos molestias para los empleados derivadas de políticas restrictivas y, sobre todo, en una seguridad absoluta del entorno empresarial', explicó el director de soluciones en la nube de Telefónica Digital, Carlos Morales, en la presentación de estos futuros teléfonos con doble personalidad.

El objetivo de AT&T y Telefónica es ofrecer la misma utilidad a sus clientes, pero lo harán a través de sistemas diferentes. La primera utilizará una aplicación llamada Toggle, mientras que Telefónica ha optado por la empresa de virtualización VMware, cuyas soluciones permiten ejecutar varios sistemas operativos dentro de una misma máquina.

Toggle, por su parte, no es la primera aplicación que permite crear un teléfono con doble personalidad, pero sí se convertirá en la primera prueba de estesistema. AT&T es la segunda operadora más grande de EEUU por número de abonados, lo que podría contribuir a una rápida proliferación de este tipo de herramientas.

Los expertos apuntan a que la expansión de estos sistemas también podría tener otro tipo de consecuencias, como decantar la balanza en la batalla de los sistemas operativos móviles empresariales.

La identidad empresarial del móvil se almacena en internet

Toggle es una aplicación de la empresa Enterproid, que ha recibido financiación de Google y del fabricante de procesadores Qualcomm. En primer término, Toggle sólo podrá ser utilizado con terminales con sistema operativo Android (propiedad de Google), aunque la compañía confía en añadir el sistema operativo del iPhone el año que viene.

En el caso de VMWare, el sistema sólo funcionará, en principio, con el Galaxy SII de Samsung, que también incorpora Android. El estricto control que Apple realiza sobre las aplicaciones que pueden instalarse en su dispositivo se convierte en un obstáculo para que estas soluciones utilicen su terminal como dispositivo pionero. El iPhone acapara ya más del 38% del mercado profesional mundial, según Nielsen, pero Android cuenta con un mayor índice de crecimiento.