Público
Público

El Movimiento 15-M se alimenta del software libre

Los indignados muestran sus herramientas tecnológicas en el Free Culture Forum

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Internet está en el corazón del movimiento de movilización social 15-M. La reacción de los internautas contra la llamada ley Sinde y la campaña No les votes en particular, y el activismo en la red en general, fueron elementales para la difusión de las acampadas en toda España, tal y como se expuso ayer en el Free Culture Forum 2011, que ayer concluyo en Barcelona, y donde gran parte de la atención se ha centrado sobre el 15-M y el papel del hacktivismo en el movimiento.

Dos miembros de 15Hack, el grupo de activistas informáticos del movimiento, explicaron ayer que, desde la primera noche de la acampada en Sol, se creó un grupo de trabajo para trabajar en la red y difundir las ideas y objetivos de las movilizaciones. Pero estas no se quedaron en la acampada. Los proyectos en los que a día de hoy siguen trabajando son muchos, y todos se basan en software libre, explican sus promotores.

Los miembros de 15Hack explicaron ayer que recibían gran cantidad de propuestas de todo tipo. Una de las primeras herramientas creadas fue Propongo, que permitía recoger en una web las propuestas que llevaban días recogiendo en la plaza. Más tarde desarrollaron Stop Desahucios, una web que recoge casos de desahucios y convoca por correo a todos los que se han inscrito para tratar de impedirlo.

Su proyecto más reciente es Oiga.me, una plataforma para campañas que permite la recogida de firmas o el envío masivo de correos electrónicos, como se hizo con la ley Sinde, cuando se mandaron correos a todos los diputados del Congreso. Ayer los programadores aprobaron en directo la primera campaña Dile a la Junta Electoral Central que #tururu para recoger firmas contra la resolución de la Junta Electoral Central, que pretende impedir nuevas movilizaciones en la calle antes del 20-N.

Los activistas anunciaron también que pretenden ofrecer dos nuevos servicios a través de Oiga.me: llamadas telefónicas IP y envíos de fax. La idea es crear campañas de llamadas masivas a través de internet similares a las de correos, sin ningún coste para quien se sume. En el caso del fax, permitiría a los usuarios darse de baja masivamente de su proveedor de, por ejemplo, telefonía o electricidad. Su objetivo es poder hacer una 'presión real' a empresas y políticos.