Publicado: 26.01.2016 13:29 |Actualizado: 26.01.2016 13:29

Muere Marvin Minsky, padre de la inteligencia artificial

Su objetivo era transformar los ordenadores de entonces y las máquinas de calcular a máquinas inteligentes, capaces de imitar la mente humana.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Marvin Minsky, considerado el padre del área de inteligencia artificial, ha fallecido a la edad de 88 años.- EUROPA PRESS

Marvin Minsky, considerado el padre del área de inteligencia artificial, ha fallecido a la edad de 88 años.- EUROPA PRESS

MADRID.- Marvin Minsky, considerado el padre del área de inteligencia artificial, ha fallecido a la edad de 88 años, según ha informado el Instituto de Tecnología de Massachussetts (MIT), donde trabajó.

Catedrático de Ingeniería Eléctrica y Ciencias de la Computación y titular de la Catedra Toshiba of Media Arts and Sciences en el MIT, Minsky fue uno de los fundadores en la década de los 50 del campo de la inteligencia artificial, con el objetivo de transformar los ordenadores de entonces, máquinas de calcular, a máquinas inteligentes, capaces de imitar la mente humana.



De hecho, basándose en la idea de que el cerebro es una máquina que se puede replicar, abordó el problema de dotar a estos aparatos de sentido común, dotándolas del conocimiento que el hombre adquiere mediante la experiencia.

Además, es autor de contribuciones esenciales en matemáticas, ciencia cognitiva, robótica y filosofía. Asimismo, fue uno de los creadores del prestigioso Laboratorio de Inteligencia Artificial del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MediaLab).

En una entrevista en 2014, tras recibir el Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento, Minsky recordaba cómo el director de cine Stanley Kubrick habló con él para pedirle consejo para sus películas y cómo en aquella época era "fácil ver hacia dónde se iba" en el campo de los ordenadores, mientras que ahora es "imposible". Asimismo, ha lamentado que el progreso en Inteligencia Artificial "no es tan importante" en los últimos diez años porque se invierte menos en la investigación teórica.