Publicado: 01.10.2014 21:50 |Actualizado: 01.10.2014 21:50

La NASA detecta la erupción solar más caliente y de mayor duración en una estrella enana roja

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El telescopio espacial Swift de la NASA ha detectado la erupción solar más fuerte, más caliente y de más larga duración vista en una estrella enana roja. Se trata de una explosión hasta 10.000 veces más potente que los datos registrados en la mayor llamarada solar detectada hasta ahora. "Solíamos pensar que estos episodios en enanas rojas no duraban más de un día, pero Swift ha detectado al menos siete poderosas erupciones durante un período de alrededor de dos semanas", ha indicado uno de los responsables de la misión, Stephen Drake.

Según ha explicado el científico, durante la reunión de la División de Astrofísica de Altas Energías de la Sociedad Astronómica Americana, los expertos quedaron sorprendidos ante "la complejidad del evento". De los datos más destacables, Drake apunta que, en su pico, la bengala alcanzó temperaturas de 200 millones de grados centígrados, más de 12 veces más caliente que el centro del Sol. La superllama vino de una de las estrellas en un sistema binario cerrado conocido como DG CVn, situado a unos 60 años luz de distancia.

Ambas estrellas son enanas rojas tenues, con masas y tamaños de alrededor de un tercio del Sol. Están en órbita entre sí en, aproximadamente, tres veces la distancia media de la Tierra al Sol. Sin embargo, esta es muy poca distancia para que Swift haya podido determinar cuál de las dos estrellas ha lanzado la llamarada.

"Este sistema está poco estudiado, ya que no está en las listas de vigilancia de estrellas capaces de producir grandes llamaradas", ha apuntado otra funcionaria de la NASA, Rachel Osten. "No teníamos idea de lo que había en DG CVn", ha reconocido. La mayoría de las estrellas que se encuentran dentro de unos 100 años luz del Sistema Solar son, como el Sol, de mediana edad. Pero un millar de jóvenes enanas rojas nacidas en otros lugares llegan o atraviesan la región a la deriva. Para los astrónomos, estas estrellas son las que dan una mejor oportunidad para el estudio detallado de la actividad de alta energía que normalmente acompaña a la juventud estelar.

Los astrónomos estiman DG CVn nació hace unos 30 millones de años, lo que hace que sea menos de un 0,7 por ciento de la edad del Sistema Solar, informó la NASA en un comunicado.

Las estrellas estallan como bengalas por la misma razón que los hace el Sol. Alrededor de las regiones activas de la atmósfera de la estrella, los campos magnéticos se retuercen y distorsionan, igual que una banda de goma, lo que les permite acumular energía. Finalmente, en un proceso llamado reconexión magnética, se desestabilizan los campos y el resultado es la liberación explosiva de la energía almacenada, que se ve como una llamarada. El estallido emite radiación en todo el espectro electromagnético, desde las ondas de radio visibles, luz ultravioleta y de rayos X.

Este episodio tuvo lugar a las 11:07 horas (hora española) del 23 de abril y fue captado por Swift, que notificó a los astrónomos del poderoso estallido y de su progreso.