Público
Público

La naturaleza al alcance del televisor

'Público' entrega a partir de este domingo los diez episodios de 'Life', uno de los documentales más ambiciosos jamás filmados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A finales de 2009, la cadena británica BBC estrenaba una de las mejores series sobre naturaleza filmadas hasta el momento. A partir del próximo domingo, Público regalará a sus lectores los diez episodios de Life, el documental que describe de forma increíblemente precisa las estrategias que desarrollan los seres vivos para sobrevivir en un mundo muchas veces adverso.

En el primer capítulo de la serie, Los desafíos de la vida, se muestran ejemplos del comportamiento de los animales a la hora de alimentarse, cazar, cortejar y aparearse con otros miembros de su especie. Como muestra, las extraordinarias imágenes de tres guepardos derribando a un avestruz o el espectacular ataque de una de las llamadas ballenas asesinas a una foca cangrejera.

La serie está escrita y narrada por el divulgador británico David Attenborough

Life fue escrita por el divulgador británico David Attenborough, Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales en 2009 y creador de la serie Planeta Tierra, también de la BBC. El naturalista es también el narrador de la serie en su versión original.

Life es uno de los documentales de naturaleza más caros de la historia de la televisión e incluye imágenes de animales en peligro de extinción como los dragones de Komodo o la rana toro africana. Se tardó tres años en rodarla, contiene 150 filmaciones en los cinco continentes e incluye áreas de muy difícil acceso.

Además, los medios técnicos aportan las últimas innovaciones, como las cámaras estabilizadas sujetas a helicópteros o el uso de giroscopios para rodar imágenes fijas desde vehículos en movimiento.

Son muchas las anécdotas que rodean a la producción de Life. Por ejemplo, se sabe que los realizadores viajaron durante dos veranos a Finlandia, para intentar filmar un hecho conocido pero nunca demostrado: que las águilas doradas eran los mayores depredadores de renos. Finalmente, el camarógrafo Barrie Britton logró filmar una de las cacerías, pero, desgraciadamente para él, la escena sucedió demasiado lejos de la cámara para que se pudiera emitir en la serie.