Publicado: 03.12.2015 11:34 |Actualizado: 03.12.2015 11:34

La nave LISA Pathfinder, en ruta para cazar las ondas gravitacionales

El satélite europeo se desacopló con éxito y según lo previsto del cohete con el que despegó de la Guayana Francesa esta madrugada, para proseguir la ruta hacia su destino final, a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra.

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 3
Comentarios:
Fotografía facilitada por la agencia espacial francesa Centre National d'Etudes Spatiales (CNES) del despegue del cohete Vega, que transporta al satélite europeo LISA Pathfinder, desde Kurú (Guayana Francesa) en la madrugada de hoy, 3 de diciembre de 2015

Despegue del cohete Vega, que transporta al satélite europeo LISA Pathfinder, desde Kurú (Guayana Francesa). /CNES

El satélite europeo LISA Pathfinder se desacopló hoy con éxito y según lo previsto del cohete con el que despegó de la Guayana Francesa esta madrugada, para proseguir la ruta hacia su destino final, a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra.

La operación se realizó a las 05.50 GMT y fue confirmada por el centro de operaciones de la Agencia Espacial Europea (ESA), en Darmstadt (oeste de Alemania), encargada de guiar al satélite a partir de ese momento hasta su posición definitiva.

"Hemos recibido con éxito la primera señal del LISA Pathfinder. Extremadamente contentos", aseguró el director de vuelo del centro de operaciones de la ESA, Andreas Rudolph.



Apenas unos minutos después de la separación, el LISA Pathfinder se comunicó con los técnicos de la ESA en la Tierra, que procedieron a analizar si la operación hasta el momento ha transcurrido según lo previsto y el satélite se encuentra en buen estado y listo para empezar la siguiente fase de su viaje.

El LISA Pathfinder, que tratará por primera vez de captar de forma directa las ondas gravitacionales que postuló Albert Einstein en su Teoría General de la Relatividad, despegó a las 04.03 GMT del puerto espacial de Kourou.

Según el relato de la ESA, durante los próximos diez días deben ejecutarse una serie de maniobras críticas para que el satélite siga distanciándose de la Tierra.

No obstante, su viaje se prolongará aún varias semanas y está previsto que el LISA Pathfinder ponga en funcionamiento en seis ocasiones sus módulos de propulsión entre el 6 y el 11 de diciembre.

Posteriormente tendrá lugar un viaje de seis semanas en dirección al Sol, hasta su destino final a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra, en el denominado punto Lagrange.