Publicado: 14.07.2015 10:52 |Actualizado: 14.07.2015 17:10

La nave New Horizons hace historia al llegar lo más cerca que se ha estado nunca de Plutón

"¡Sí! Después de más de nueve años y más de 3.000 millones de millas, el vuelo cerca de Plutón se produjo a las 7:49 am", señala la NASA.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Simulación artística de la sonda 'New Horizons' en las proximidades de Plutón.

Simulación artística de la sonda 'New Horizons' en las proximidades de Plutón.

La nave espacial estadounidense "New Horizons" hizo historia al aproximarse hoy a unos 12.500 kilómetros de Plutón, lo más cerca que se ha estado nunca del desconocido planeta enano. "¡Sí! Después de más de nueve años y más de 3.000 millones de millas, el vuelo cerca de Plutón de @NASANewHorizons se produjo a las 7:49 am" hora de la costa este de EEUU (11:49 GMT), señala la NASA en su cuenta oficial de la red social Twitter.

Se espera que la sonda, que durante su viaje ya ha proporcionado las imágenes más nítidas y cercanas a Plutón disponibles hasta ahora, haya tomado datos aún más precisos sobre la superficie del planeta enano en su aproximación, según explicaron los responsables del proyecto. No obstante, "New Horizons" no tiene previsto comunicarse hasta las 20:53 de Washington (00:53 GMT) con el centro de control de la misión en la Tierra, por lo que hasta entonces no se sabrá si la nave ha sobrevivido a la aproximación en buen estado.



La nave, que se desplaza a 49.889 kilómetros por hora (31.000 millas) y pesa 480 kilos, podría quedar inservible si choca con una roca o una simple roca imprevista del sistema de Plutón

Esta hazaña espacial no está exenta de riesgos: la nave, que se desplaza a 49.889 kilómetros por hora y pesa 480 kilos, podría quedar inservible si choca con una roca del sistema de Plutón. La NASA calcula que el riesgo de colisión es de 1 entre 10.000, pero recuerda que, al fin y al cabo, esta misión se dirige "a lo desconocido", por lo que no puede descartarse ninguna posibilidad.

Este hito científico llega tras nueve años y medio de travesía y 4.828 millones de kilómetros recorridos con el objetivo de arrojar luz sobre un planeta que es un auténtico enigma para los investigadores. En enero de 2006, cuando la "New Horizons" emprendió este largo viaje, la NASA dijo que Plutón era el único de los nueve planetas del Sistema Solar al que no había llegado nunca una nave espacial. Pocos meses después, en agosto, Plutón fue relegado a la categoría de planeta enano por la Unión Astronómica Internacional (UAI). Gracias a esta misión, ahora se sabe que Plutón es 80 kilómetros más ancho y tiene 2.370 kilómetros más de diámetro de lo que se pensaba.

Así, Plutón es más grande que Eris, uno de los cientos de miles de pequeños planetas y objetos situados más allá de Neptuno en la región denominada Cinturón de Kuiper, cuyo descubrimiento en 1992 acabaría por provocar que Plutón fuera relegado de la categoría de planeta a la de planeta enano. La nave comenzó esta fabulosa travesía el 19 de enero de 2006 en un cohete Atlas V desde Cabo Cañaveral, en Florida, en el sureste de EEUU. A bordo lleva las cenizas de Clyde Tomabugh, el astrofísico que en 1930 descubrió el punto de luz que hoy llamamos Plutón.

Imágenes más nítidas y cercanas

Esta misión ha proporcionado ya las imágenes más nítidas y cercanas a Plutón, fotografías que son solo un aperitivo de lo que podrá verse cuando la sonda haga historia al llegar a su punto de máxima proximidad con el planeta enano. Esta misión ha permitido que ahora se conozca Plutón mejor que nunca, y la comunidad científica tiene grandes expectativas sobre las fotografías que recabe hoy, las más precisas de la historia del planeta enano.

El pasado 4 de julio la sonda dio un pequeño susto a los responsables de la misión, cuando se perdió su señal durante algo más de una hora en el centro de control del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins, en Maryland (EE.UU.), un incidente que se debió a un problema menor. La nave comenzó esta fabulosa travesía el 19 de enero de 2006 en un cohete Atlas V desde Cabo Cañaveral (Florida, EE.UU.). A bordo lleva las cenizas de Clyde Tomabugh, el astrofísico que en 1930 descubrió el punto de luz que hoy llamamos Plutón.