Público
Público

Navegación por satélite Madrid albergará el "GPS europeo", uno de los centros de seguridad de Galileo

La decisión se ha tomado en Bruselas por los Estados miembros de la UE, que han decidido -por el Brexit- trasladar la infraestructura de seguridad ubicada en la localidad británica de Swanwick (Reino Unido) a la Comunidad de Madrid.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Fotografía facilitada por la Agencia Espacial Europea (ESA) del sistema de navegación por satélite Galileo. EFE

El sistema europeo de navegación Galileo, además de una constelación de 30 satélites, tiene varias infraestructuras en tierra y una de ellas, vinculada a su seguridad, estará en San Martín de la Vega (Madrid), una oportunidad para España que aportará, según el Gobierno, ventajas estratégicas.

Se trata del Centro de respaldo de Monitorización de la Seguridad de Galileo, una instalación técnica que dará apoyo a otra principal ubicada en la actualidad en Francia, en St. Germain-en-Laye.

Ambas suponen un elemento clave para garantizar la seguridad de Galileo -el llamado "GPS europeo"- ya que desde estas se supervisará y actuará, entre otros, en relación con las amenazas de seguridad, alertas y el estado operativo de los componentes de este sistema.

La decisión se ha tomado este jueves en Bruselas por los Estados miembros de la UE, que han decidido -por el Brexit- trasladar la infraestructura de seguridad ubicada en la localidad británica de Swanwick (Reino Unido) a la Comunidad de Madrid, en concreto a unas instalaciones del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial.

El proceso para trasladar el organismo desde el Reino Unido comenzó en agosto de 2017, cuando ocho Estados miembros expresaron interés, aunque finalmente solo seis presentaron propuestas detalladas.

La Comunidad de Madrid era una de estas seis candidatas a albergar el centro y se posicionó por encima de una ciudad belaga y una eslovena, entre otras, si bien sus nombres no han trascendido.

"Polo tecnológico"

Fuentes comunitarias señalaron que la candidata elegida se hará cargo de los gastos que suponga la nueva sede y pese a que el Brexit no tendrá lugar hasta previsiblemente el 29 de marzo de 2019, Bruselas quiere asegurarse, por "la naturaleza de esta infraestructura y sus funciones", de que en abril pueda funcionar.

En la infraestructura madrileña se espera que puedan llegar a crearse progresivamente hasta 80 puestos de trabajo de alto valor tecnológico; buena parte de estos trabajadores podrían ser españoles, aseguran a Efe fuentes del proyecto, que añaden que industrialmente representará también una oportunidad para las empresas españolas que podrían suministrar equipos y sistemas.

En este sentido, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha considerado -en su cuenta de Twitter- que esta elección hace de España un "polo tecnológico" vinculado al sector aeroespacial.

Para la presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, con la elección de la Comunidad de Madrid, la Unión Europea ha confirmado "la posición de la región de Madrid como motor económico de España".

Así, ha atribuido esta decisión a que esta comunidad ofrece las condiciones necesarias para que vengan este tipo de organismos: estabilidad, seguridad jurídica y buena situación económica.

Según ha detallado, la instalación generará aproximadamente un centenar de puestos de trabajo directos, pero "muchos más indirectos", y va a "dinamizar" además a las empresas que están vinculadas a la investigación, el desarrollo y la innovación.

Navegación por satélite y mejorar su posicionamiento

En similares términos se ha manifestado el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, quien ha resaltado que la ubicación en España del Centro de Vigilancia de Seguridad del Sistema Galileo (GSMC) refuerza la participación del país en uno de los programas europeos "estrella" -Galileo- y supone ponerlo en la vanguardia espacial.

"Sin lugar a dudas, esta decisión pone a España en el primer nivel espacial de ámbito europeo", ha insistido el titular de Fomento, quien ha apuntado que "habrá muchas actividades y ya hay asignados fondos de hasta 50 millones de euros para licitaciones de distintos programas que se van a producir próximamente".

Por su parte, la portavoz del gobierno del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, ha mostrado su alegría por esta determinación de la UE y ha dado la bienvenida a todo lo que signifique empleo.

El proyecto Galileo fue lanzado a finales de los noventa y aprobado por la UE en marzo de 2002; busca garantizar la independencia del Viejo Continente en la navegación por satélite y mejorar su posicionamiento, ofreciendo mayor precisión en actividades tan dispares como las transacciones bancarias, la sincronización de las redes de telecomunicaciones y en sectores como la energía o meteorología.

Las principales empresas de telefonía móvil ya han incorporado a sus nuevos modelos el sistema europeo Galileo, junto al GPS (EE.UU) y Glonass (ruso).

Desde diciembre pasado, la constelación cuenta con 22 satélites en órbita y está previsto que este verano disponga de otros cuatro más; la UE tendrá así una autonomía total frente al GPS, del que actualmente depende un 10 % de la economía europea.