Público
Público

Navegar por millones de estrellas de la Vía Láctea ya es posible

La sonda espacial Gaia hace el mapa de 1.700 millones de astros y 14.000 asteroides cercanos.

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 6

Ilustración de la sonda espacial Gaia sobre una imagen del cielo. ESA/ESO

Las cifras son mareantes, aunque sean solo una pequeñísima parte de las del Universo completo. Mil setecientos millones de estrellas ha medido la sonda espacial Gaia y ha transmitido los datos a la Tierra, donde la Agencia Europea del Espacio (ESA) acaba de hacerlos públicos. Los datos son el nuevo cofre del tesoro para los astrónomos, que con ellos pueden navegar virtualmente por el espacio en tres dimensiones, conociendo la distancia y observando los movimientos verdaderos de las estrellas de la Vía Láctea, que se ve desde la Tierra, inmersa en ella, como una alargada nube difusa en el cielo nocturno. De todo ello esperan extraer mucho más conocimiento sobre la formación y evolución de nuestra galaxia y de sus habitantes. También los no astrónomos pueden acceder a este viaje espacial basado en la realidad con las herramientas de visualización que la ESA ha desarrollado.

Además de los datos sobre las estrellas, Gaia ha tomado, con sus dos telescopios, medidas de alta precisión del movimiento de 14.000 asteroides en nuestro vecindario, el Sistema Solar, que permiten calcular sus órbitas y verificar si supondrán alguna vez un riesgo para la Tierra. También ha mirado mucho más allá de la Vía Láctea, midiendo la situación de medio millón de cuásares, galaxias muy lejanas que tienen un agujero negro supermasivo en su centro y que constituyen el marco de referencia para las coordenadas celestes de todos los objetos del nuevo catálogo.

Los datos del catálogo no se limitan a la situación de las estrellas en el Universo, también incluyen información sobre el brillo y el color (y sus cambios) de muchas de ellas, su temperatura superficial y el efecto del polvo interestelar. “Incluso en el vecindario del Sol, que es la región que creíamos que conocíamos mejor, Gaia está revelando datos nuevos e interesantes”, explica Timo Prusti, director científico del proyecto.

La Vía Láctea, en color verdadero, vista por Gaia./ESA

Lo mejor de la astronomía, un avance histórico en el conocimiento del Universo en todas las escalas, la inauguración de una nueva era de la arqueología galáctica, son algunas de las definiciones que se ofrecen sobre este masivo aumento del conocimiento que suponen los nuevos datos de Gaia. La sonda fue lanzada en 2013 y sigue funcionando, oscilando alrededor del punto de Lagrange 2, a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra en dirección opuesta al Sol, y controlada desde el centro ESOC de la ESA en Darmstadt (Alemania). La adquisición de datos se hace a través de tres estaciones terrestres, una de las cuales está en España, en Cebreros (Ávila). Cerca está el centro científico ESAC de la ESA en Madrid, que coordina los datos científicos.

La elaboración de este catálogo excepcional a partir de los datos originales de las observaciones supone la colaboración internacional de 450 científicos e ingenieros informáticos de 20 países, entre ellos España. En este caso los datos se obtuvieron entre el 25 de julio de 2014 y el 23 de mayo de 2016. “Es una misión espacial ambiciosa que depende de una gran colaboración humana para interpretar un enorme volumen de datos muy complejos”, dice Gunther Hasinger, director científico de ESA. “Demuestra la necesidad de proyectos a largo plazo para garantizar el progreso en la ciencia y tecnología espaciales e implementar misiones todavía más atrevidas en las próximas décadas”.

El nuevo censo galáctico es un paso gigantesco aunque comprende, sin embargo, probablemente menos del 1% de la población total de objetos celestes de la Vía Láctea, que incluye estrellas de todo tipo, enanas marrones, estrellas de neutrones y agujeros negros. De nuevo las cifras son mareantes, pero los expertos han hecho un gran esfuerzo para acercar lo que significan los datos a los que no son astrónomos a través de diversas herramientas de visualización. Con solo un teléfono móvil se puede ver el primer mapa en color del cielo en 360 grados, mediante la aplicación Google Cardboard, o en el PC y la tableta. Otra herramienta de visualización, también gratuita pero mucho más completa, es Gaia Sky, que permite navegar por la Vía Láctea, incluido el Sistema Solar, en diversos modos y que está disponible en español. Finalmente, Gaia VR es una aplicación de realidad virtual con el mismo objetivo.