Público
Público

Ni es melancolía, ni es tristeza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

¿Cómo se manifiesta la enfermedad?

La depresión es una enfermedad común, pero eso no implica que tenga menos gravedad. Buena parte de quienes la padecen necesita tratamiento para mejorar, lo que la aleja de los sentimientos de melancolía o tristeza que a veces embargan a las personas, pero de forma efímera. Esa sensación de vacío puede ser parte de los síntomas de la depresión, pero la enfermedad va mucho más allá al interferir con la vida diaria del enfermo causándole dolor y también a quienes le rodean.

¿Cuáles son los síntomas?

Depende de la gravedad y del tipo de depresión, pero suelen darse sentimientos de frustración, impotencia, culpa y pesimismo. A esto se suma, por un lado, ansiedad e irritabilidad y, por otro, fatiga y falta de energía, lo que consume la resistencia del enfermo. La pérdida de interés incluso por sus mayores aficiones, la dificultad para concentrarse y los desórdenes alimenticios y del sueño son habituales. En casos más graves, se suman dolores como migrañas o cólicos y pensamientos suicidas.

¿Qué la causa?

En su origen se halla una suma de agentes que todavía no están del todo definidos, entre los que se cuentan factores genéticos, bioquímicos y psicológicos. Algunas investigaciones apuntan que las enfermedades depresivas son trastornos del cerebro, en el que determinadas áreas responsables de la regulación del ánimo, pensamiento, apetito y comportamiento parecen no funcionar con normalidad. Además, parecen perder su equilibro los neurotransmisores, sustancias químicas que las células del cerebro utilizan para comunicarse. Algunos tipos de depresión se heredan de generación en generación y otros simplemente surgen tras un detonante traumático, como la pérdida de un familiar.

¿Es distinta en mujeres y hombres?

La depresión es mucho más común en las mujeres, debido a que están más expuestas a muchos de los factores detonantes de esta enfermedad. Por ejemplo, hay investigaciones que han demostrado que las hormonas alteran las sustancias químicas del cerebro que regulan las emociones y los estados de ánimo, lo que hace que, por ejemplo, sean vulnerables a la depresión tras dar a luz, la popular depresión posparto. Los hombres suelen manifestar la depresión con desgana e insomnio; las mujeres, con culpa y derrotismo.

¿Cómo actuar frente a un caso?

Lo primordial es realizar un diagnóstico concreto y correcto de la enfermedad y su gravedad. Después, el enfermo puede ser tratado con varios métodos, aunque los más comunes son la medicación y la psicoterapia.