Público
Público

Nintendo vuelve a menear la industria del videojuego

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Nintendo ha vuelto a hacerlo. Cinco años después de sorprender a propios y extraños con el anuncio de Wii en el E3 de 2006 y un año después de poner patas arriba el sector con Nintendo 3DS, hoy la compañía japonesa ha presentado la sucesora de la que ha sido su consola más exitosa hasta el momento: 86 millones de Wii vendidas hasta el pasado 31 de marzo, 2,7 millones en España, que han redibujado el mercado de los videojuegos tal y como lo conocíamos. Wii U, que es el nombre definitivo de lo que hasta el momento se conocía como Project Café, descansa su principal valor no ya en un sensor de movimiento como fue Wii Mote sino en un controlador que recuerda a una tableta: pantalla táctil de 6,2 pulgadas, cruceta, dos sticks y ocho botones, además de micrófono, cámara y altavoces. Wii U parece la mezcla perfecta para que volver a atraer al público más jugón con potencia HD y títulos hardcore, sin perder el espíritu para-todos-los-públicos que les ha guiado en los últimos años.

Más que una ruptura se trata, por tanto, de continuismo, de seguir el camino emprendido con Nintendo DS, Wii y 3DS, como reconció Satoru Iwata, Presidente de Nintendo. 'Como industria, queremos una plataforma que pueda satisfacer a todos los usuarios. Es lo que hemos intentado con esta nueva consola'. La idea es profundizar en los logros ya conseguidos (el videojuego como experiencia social, la accesibilidad), a la vez que 'ampliar el atractivo para todo tipo de jugadores', es decir, terminar de romper la barrera marcada por edades y sexos en el ocio interactivo.

'Con cada nueva máquina queremos sentirnos cómodos'

'Con cada nueva máquina queremos sentirnos cómodos, pero también que nos sorprenda al mismo tiempo. ¿Es una contradicción? No problem', le completó poco después Reggie Fils-Aime, presidente de Nintendo of America. El nombre Wii U hace referencia al juego de palabras entre We (nosotros) y You (tú), pero también de otros términos, como único y utópico.

Aunque las características de la consola no se dieron a conocer (salvo que saldrá a la venta a lo largo del año que viene) y su aspecto apenas se intuía en vídeos y fotos, todas los esfuerzos de la compañía se dirigieron en explicar que el centro de su nuevo sistema de entretenimiento es un mando con pantalla propia que, a modo de tableta, permite jugar conectado al televisor o bien de manera independiente.

Servirá, por tanto, como accesorio para algunos títulos (durante la presentación se vio como era utilizado para multitud de cosas, desde base para lanzar la bola en un simulador de golf si lo colocamos en el suelo a un 'disparador' de shurikens para un shooter), para mostrar información adicional, pero también como plataforma independiente para juegos simples, ideales para matar el tiempo en cualquier rincón, como las damas. Incluso permite continuar una partida que hayamos empezado previamente en el televisor de casa. Otras funciones más domésticas incluyen videoconferencia y aplicaciones de dibujo y pintura.

El juego cooperativo y social sigue siendo una de las líneas seguidas por Nintendo

El juego cooperativo y social sigue siendo una de las líneas seguidas por Nintendo, y también el mando de Wii U está pensado para ello. Y es que en el caso de celebrar partidas entre varios jugadores en un mismo salón, cada uno puede disponer de su propia pantalla entre las manos, mientras la televisión muestra todas de manera simultánea, como ha sido tradicional hasta ahora (la llamada pantalla partida). Por otro lado, se garantizó la compatibilidad de todos los accesorios de Wii con la nueva máquina, como volantes y el Wii Mote, así como con su catálogo de juegos.

En cuanto a los ganchos lanzados al jugador tradicional, Nintendo también ha tomado nota y promete centrarse en el juego online con acuerdos con terceras compañías como Ubi Soft, THQ, Sega, Codemasters y EA, que vuelven a apoyar a la compañía en su nueva consola, para el lanzamiento de títulos como Tom Clancy´s Ghost Recon Online, Assassin´s Creed, Dirt y Tekken, de los que se mostraron vídeos cuyo aspecto no tenían nada que envidiar al potencia de PS3 o Xbox 360. No en vano, Wii U, a diferencia de su sucesora, es una consola pensada para el HD. De entre los juegos de la casa, destacó el anuncio de Kid Icarus Uprising, también para 3DS, y un acuerdo con TT Games para crear Lego City Stories, que, por lo visto, podría llevar a la franquicia de las piezas de colores a los mundos abiertos tipo GTA.

Proyecto largamente soñado por Miyamoto, el papá de la criatura, por fin se han podido ver imágenes de Super Mario en 3D, que 'se ha creado completamente desde cero' y que saldrá antes de finales de mayo. Su desarrollo combina el las 2D y 3D, así como elementos de Super Mario Bros 3 de NES (el traje de mapache vuelve a ser tendencia) y los más recientes Super Mario Galaxy. Cualquier esfuerzo con el personaje se queda corto: como reconocía Reggie Fils-Aime, 'no hay franquicia que venda más en el mundo'.